Problemas extremos requieren soluciones extremas. Como el planeta no puede eliminar todo el carbono que emitimos, los científicos han ideado otra solución a gran escala: crear velas solares para combatir el cambio climático desde el espacio. 

Esta idea proviene de un astrónomo estadounidense llamado Roger Angel, quien en 2006 dijo que la forma más fácil de enfriar la Tierra era limitando la cantidad de luz que llega del Sol. 

Desde entonces, varias agencias se han planteado construir un enorme paraguas para bloquear la luz, o más bien, cientos de velas solares semitransparentes. Pero, ¿realmente es posible hacer algo así? Esto es lo que sabemos

Sobre las velas solares 

Algunos datos breves sobre las velas solares

La tecnología necesaria para lograr tal hazaña existe desde hace un par de años. En 1970 se creó la primera vela solar, y en junio de 2019, la Sociedad Planetaria desarrolló la última versión de esta tecnología de propulsión: un modelo de 25 metros cuadrados que fue lanzado al espacio en un cohete de SpaceX.

Para aquellos que no lo sepan, las velas solares son esencialmente grandes mallas de láminas reflectantes que pueden absorber o repeler los fotones solares. Gracias a esto, pueden moverse en el espacio a través del espacio sin consumir combustible.

No obstante, ninguno de estos modelos puede bloquear la luz del Sol. Para que eso sea posible, tendrían que crearse cientos de velas solares capaces de mantener su posición en el punto L1 de Lagrange entre la Tierra y el Sol. Una ubicación estratégica que los científicos creen que podría limitar entre el 2% y el 4% de la luz que recibimos. 

Así que, si bien existe la tecnología actualmente, ninguna de las velas solares puede frenar el cambio climático. Aunque la NASA estima que este problema podría resolverse en unos 15 años, lo que nos lleva a otro punto importante.

Riesgos de revertir el cambio climático bloqueando al Sol

El Sol / Vía Pixabay

Este proyecto de geoingeniería solar sería posible si llegan a construirse mejores velas solares. No obstante, se desconocen cuáles podrían ser los efectos a largo plazo.

¿A qué nos referimos con esto? Esencialmente, lanzar cientos de velas solares al espacio no garantiza que podamos frenar el cambio climático sino todo lo contrario.

Los investigadores de la Acta Astronáutica realizaron varias simulaciones climáticas imaginando este escenario: una gran vela entre el Sol y la Tierra. En principio sus resultados sugieren que las temperaturas volverían a niveles sostenibles, lo que también provocaría una reducción global de las precipitaciones. 

No obstante, después de analizar todo el modelo notaron que había otros riesgos secundarios. Como por ejemplo:

  • Más sequías en las regiones áridas por la falta de precipitaciones. 
  • Tifones y otros fenómenos climáticos a raíz del bloqueo
  • Y problemas importantes con las telecomunicaciones. 

Además, puede que estas velas solares para frenar el cambio climático causen también problemas en los seres vivos. Se sabe que muchos mamíferos, entre ellos los seres humanos, necesitan de la luz solar para producir vitamina C. De lo contrario, sufren un raquitismo que podría costarles la vida.

Por lo tanto, esta solución extrema podría desencadenar una extinción masiva en la Tierra.

¿Y si no se bloquea el Sol?

Vela solar / Créditos: El Confidencial

Es probable que esto no sea lo último que escuchemos sobre proyectos de geoingeniería solar para bloquear el Sol. A medida que avanza la tecnología, también crece nuestra creatividad. Sin embargo, la humanidad en estos momentos necesita encontrar formas de frenar el consumo de recursos y reducir las emisiones, no tapar los problemas con un dedo o una vela.

Nosotros hemos impulsado el cambio climático con la industrialización o eventos como el Black Friday, no el Sol. Por lo tanto, este problema tanto político como tecnológico es algo que debemos resolver en la Tierra. 

Así que, respondiendo a la pregunta inicial: sí es posible bloquear el Sol con velas solares de 550.000 toneladas, pero no necesariamente frenar el cambio climático.

Referencias:

Transparent occulters: A nearly zero-radiation pressure sunshade to support climate change mitigation https://dx.doi.org/10.1016/j.actaastro.2022.12.006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *