¿Alguna vez te preguntaste cómo sería un país cuyo sector legal estuviera regido por una IA? Bueno, eso muy pronto podríamos saberlo gracias a China. Decimos esto porque el gobierno chino quiere que su sector judicial esté respaldado por una infraestructura de inteligencia artificial (IA) para el  2025.

Pero, ¿por qué quieren hacer todo esto? Resulta que la directiva del país tiene como objetivo impulsar la integración de la IA con el trabajo judicial para mejorar los servicios legales. De hecho, el tribunal supremo del país señaló que todos los tribunales deberían implementar un sistema de inteligencia artificial «competente» en tres años, según un informe del periódico estatal  China Daily , que señala las pautas publicadas por el Tribunal Popular Supremo.

justicia IA
Vía Unsplash

El documento que compartió el periódico estatal China Daily señalaba que una infraestructura «mejor regulada» y más eficaz para el uso de IA respaldaría todos los procesos necesarios en el manejo de casos legales. Y que esto, por supuesto, debería abarcar una integración profunda de la IA, la creación de tribunales inteligentes y un mayor nivel de «justicia digital», señaló el tribunal superior.

Ahora bien, ¿esto podría afectar de forma profunda al estado? Según los documentos, no. Y es que una aplicación más avanzada de la IA no debería afectar negativamente a la seguridad nacional ni violar los secretos de Estado ni violar la seguridad de los datos personales.

El informe destaca la importancia de defender la legitimidad y la seguridad de la IA en los casos legales. También se señala que los fallos seguirían siendo decisiones tomadas por jueces humanos, y que la IA funcionaría como un apoyo. Uno que ayudaría a la hora de  buscar referencias y herramientas complementarias que mejoren la eficiencia de los jueces y aliviar su carga en asuntos triviales. Un sistema impulsado por IA también ofrecería al público un mayor acceso a los servicios legales y ayudaría a resolver los problemas de manera más efectiva, dijo el Tribunal Popular Supremo.

El gobierno chino también le ordenó a los tribunales de todo el país centrar sus esfuerzos en aprender a usar la IA. Pues así podrán identificar irregularidades en el manejo de casos.

¿Qué podría implicar todo esto?

El objetivo de China al ligar la IA con el sector legal podría ayudar a agilizar los procesos, ya que ella solo serviría de apoyo. Sin embargo, es algo que todavía debe verse con pinzas, ya que la IA no es perfecta y todavía hay que tener presente que puede fallar.

Teniendo en cuenta este último punto, ¿cómo podría comprobarse que la IA se equivocó en un caso de estos con una prueba o registro? El sector judicial es muy delicado, así que tendría que delimitarse de forma clara las funciones de la IA para que todo funcioen correctamente.

¿Te gustaría que la IA llegara al sector legal de tu país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *