Al parecer, la sociedad está teniendo cada vez más problemas de adicción al sexo ya que las estadísticas muestran que hay más personas con dicha adicción. ¿Por qué?

Al hablar de «adicción al sexo» hacemos referencia a una conducta sexual compulsiva que, según la Organización Mundial de la Salud, es un trastorno de salud mental.

La adicción al sexo es una enfermedad del cerebro que genera motivación para seguir repitiendo una actividad (relaciones sexuales) para cumplir con el alivio y recompensar al cerebro. Y, como con toda adicción, existe una incapacidad constante de abstenerse de controlar el comportamiento o el deseo. Sin embargo, si de este comportamiento se trata es posible tener los impulsos bajo control.

En general, las adicciones son circulares con múltiples ciclos de recaída y remisión. Sin tratamiento o participación en actividades de recuperación, la adicción es progresiva y puede resultar en discapacidad o muerte prematura. Esto también puede sucederle a una persona sexualmente adicta. La muerte puede ocurrir debido a actividades inseguras, enfermedades, celos extremos o suicidio.

Vía iStock.

Entre los signos de adicción al sexo están:

  • Dificultad para posponer o controlar los impulsos sexuales.
  • Actividades sexuales repetitivas o involucrarse en fantasías que no pueden ser detenidas o controladas.
  • Poca o ninguna satisfacción al realizar actividades sexuales, dejando a la persona con ganas de más.
  • Conflictos en las relaciones, el trabajo u otros compromisos debido al enfoque en la actividad sexual.
  • Culpa o vergüenza por los comportamientos.
  • Participar en conductas de riesgo o inapropiadas, como sexo en público, sexo sin protección o exhibicionismo.
  • Delitos sexuales penales en casos extremos.

Cada vez más personas con adicción al sexo

Actualmente, las cifras estadísticas no reflejan las cifras precisas de adictos al sexo. Sin embargo, se estima que el 6% al 8% de los adultos estadounidenses podrían clasificarse como adictos al sexo. Es decir, cerca de 24 millones de personas.

Los expertos piensan que estas cifras están yendo en aumento debido al mayor acceso a material sexual, incluida la pornografía, las aplicaciones dedicadas a las conexiones y los temas sexuales en Internet. Alrededor de 4,7 millones de adultos estadounidenses pasan más de 11 horas a la semana viendo pornografía en línea, reveló un estudio.

Vía iStock.

Los más propensos a desarrollar esta adicción son los hombres, pero también las mujeres pueden ser adictas. En la actualidad, los grupos de autoayuda están dominados por hombres, por lo que para las mujeres con esta adicción puede ser más dificultoso encontrar ayuda debido al estigma.

Entre las causas de la adicción sexual estaría el componente genético que afecta el riesgo de una persona. Bajo las condiciones adecuadas, los comportamientos gratificantes se vuelven adictivos debido a cómo reacciona el cerebro a los neurotransmisores que ya están allí. La edad y la etapa de desarrollo de una persona también juegan un papel. Los niños y adolescentes son significativamente más propensos a desarrollar una adicción a las drogas y comportamientos.

El entorno también alimenta comportamientos adictivos. Por ejemplo, la sociedad estadounidense ha puesto al sexo como un pilar de la industria de la publicidad.

Referencias:

Does society have a sex addiction problem?: https://medicalxpress.com/news/2022-12-society-sex-addiction-problem.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *