¿Quién diría que condimentar las comidas con unas pocas pizcas de hierbas y especias serían un impulso saludable para nuestros intestinos? Bueno, este ha sido el hallazgo de un estudio de la Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos.

Los intestinos y el estómago humanos poseen millones de microorganismos que viven en ellos, como bacterias, virus y hongos. A todo este conjunto de especies microbianas se lo conoce como el microbioma intestinal. Este es muy importante para nuestra salud.

Vía Pixabay.

A parte de ello, existen otros factores que influyen en la composición del intestino de una persona. Entre esos factores están la dieta, el ejercicio y la medicación.

El microbioma intestinal de cada individuo es único. Si este no se alimenta y nutre adecuadamente, los microbios dañinos pueden proliferar.En la reciente investigación los científicos demuestran que las personas que tienen muchos microbios diferentes tienen una mejor salud y una mejor dieta que aquellas que no tienen mucha diversidad bacteriana. Alcanzar una diversidad bacteriana sería posible gracias a las hierbas y especias que repercutirían favorablemente en la composición del intestino humano.

Condimentar con hierbas y especias favorece el desarrollo de un intestino saludable

Mediante un experimento aleatorio alimentación controlada de cuatro semanas, los investigadores examinaron a 54 participantes adultos con riesgo de enfermedad cardiovascular.

Durante la prueba, todos siguieron el mismo menú general. A algunos participantes se les pidió que agregaran 0,5 gramos (alrededor de 0,2 onzas) de especias a sus comidas, mientras que a otros se les pidió que agregaran 3,3 gramos o 6,6 gramos.

La mezcla de especias incluía canela, jengibre, comino, cúrcuma, romero, orégano, albahaca y tomillo. Mientras tanto, a un grupo de control se le pidió que no pusiera ninguna de estas especias en su comida.

Con el análisis de muestras fecales tomadas antes y después del experimento, el equipo comprobó que las dietas con más especias tendían a mostrar una mayor diversidad bacteriana.

Otro estudio reciente respalda estos hallazgos, este sugiere que las hierbas y las especias son un prebiótico natural que alimenta bacterias saludables en el intestino humano.

Vía Pixabay.

En ambos estudios, los que comieron comidas con cantidades medianas y altas de especias mostraron una mayor abundancia de bacterias intestinales llamadas Ruminococcaceae, microbios que generalmente se encuentran en mayor número en adultos humanos más sanos, aunque su función exacta en el intestino es incierta.

Los participantes que comieron especias también mostraron un menor número de moléculas proinflamatorias en el intestino, lo que indica un posible efecto antiinflamatorio.

Todavía hay mucho sobre el microbioma intestinal que los científicos no entienden. Además, se necesita más investigación para determinar exactamente qué especias están afectando a los microbios intestinales y por qué.

Referencias:

Herbs and Spices Modulate Gut Bacterial Composition in Adults at Risk for CVD: Results of a Prespecified Exploratory Analysis from a Randomized, Crossover, Controlled-Feeding Study: https://doi.org/10.1093/jn/nxac201

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *