La tendencia de realizar juicios extremos sobre la apariencia facial de una persona se llama ‘face-ism’ y está creciendo muy rápido.

Una nueva investigación muestra que ciertas personas tienen una disposición a juzgar los rasgos de personalidad extremos solo con una vista rápida de la cara de una persona.

Normalmente, todos realizamos juicios cuando vemos a una persona por primera vez. Sin embargo, algunas de ellas se caracterizan por emitir un veredicto rápido sobre la competencia de cada persona compuesta en función de su estructura y expresión facial.

Todos realizamos juicios de personalidad por la apariencia facial de una persona, pero el face-ism es más extremo. Vía iStock.

Por lo general, hacer juicios rápidos sobre cuánto debemos confiar en alguien, qué tan dominante es probable que sea o qué tan inteligente es puede ser una estimación útil de la personalidad. Pero, desafortunadamente, esto también puede conducir a estereotipos. Tal es así que se puede llegar a pensar que las personas con una característica física particular deben ser todas poco confiables.

Face-ism, juicios extremos basados en la apariencia facial

El trabajo que abordó esta problemática estuvo a cargo de Investigadores japoneses, quienes sugieren que algunos de nosotros tenemos una disposición a sacar conclusiones drásticas sobre los rasgos y personalidades de los demás basándonos únicamente en la apariencia facial.

Los científicos realizaron una serie de estudios en línea con más de 300 participantes. Estos encontraron lo que ellos llaman «inferencias de rasgos basadas en el rostro» (FBTI). Básicamente, los sujetos hacían una serie de juicios de personalidad después de echar un breve vistazo a la cara de alguien.

Lo llamativo fue encontrar que algunas personas solo pueden hacer juicios extremos (tanto positivos como negativos). Esto se mantuvo incluso cuando se controlaron la edad, el sexo y el origen étnico de los participantes.

Ser consciente sober los prejuicios puede conducir a un cambio de mentalidad a corto plazo. Vía iStock.

Lo bueno es que esta tendencia del face-ism se puede revertir. Una solución podría ser hacer que las personas se den cuenta de que exhiben FBTI extremos al realizar una prueba similar al experimento de los científicos japoneses.

En su investigación, los científicos han demostrado que ser consciente de los prejuicios puede conducir a un cambio de mentalidad a corto plazo. Pero las personas necesitan intervenciones adicionales periódicamente para que cualquier cambio de comportamiento real dure.

Referencias:

Why you could have ‘face-ism’: An extreme tendency to judge people based on their facial features: https://medicalxpress.com/news/2022-12-face-ism-extreme-tendency-people-based.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *