Es terrorífico ver sangre en la boca mientras te cepillas los dientes. También lo es sentir ese sabor metálico en las encías al masticar la comida. Sin duda, ambas son experiencias que nos gustaría evitar a toda costa. Pero, para poder hacerlo, tenemos que entender primero por qué sangran las encías.

Muchas veces este sangrado es causado por malos hábitos de higiene, cosas como cepillarse las encías accidentalmente o usar mal el hilo dental. Pero en la mayoría de los casos, este sangrado indica que nuestras encías están enfermas. 

Las encías sanas no sangran, por lo que es importante tratar el problema desde la raíz. Si dejamos que el sangrado avance, puede que nuestra boca se infecte y necesitemos una extracción dental. Así que aquí te presentamos las cinco posibles causas detrás de este problema con sus respectivos tratamientos.

1# La acumulación de placa dental 

Encuentra el cepillo ideal para eliminar el sarro / Vía Pixabay

Si no nos cepillamos como se debe, probablemente queden restos de comida acumulados en los dientes. Estos restos forman una capa delgada de almidón y azúcares que se mezcla con las proteínas que componen la saliva, formando así lo que se conoce como placa dental. 

Lo malo de esta placa dental es que puede transformarse en un caldo de cultivo para las bacterias. Y como tal, provocar una inflamación en las encías y otros tejidos alrededor del diente. 

Esta suele ser la causa más común por la que sangran las encías. Así que, si eres propenso a acumular sarro por una dieta rica en almidones, intenta cepillarte después de cada comida para evitar este problema.

2# Gingivitis o periodontitis en las encías

Sangre después del cepillado / Créditos: Rockets

También es común que las encías sangren cuando una persona desarrolla algún tipo de enfermedad que daña el tejido periodontal. Principalmente hay dos tipos:

  • La gingivitis, que es una inflamación reversible y se limitada solamente a la encía.
  • Y la periodontitis, una inflamación irreversible que daña los tejidos de soporte alrededor del diente.

En estos casos, lo ideal es acudir a un dentista para que realice una limpieza profunda y determine por qué sangran las encías con esa enfermedad. 

3# Mucho estrés 

Caritas / Vía Pexels

El estrés es el factor de riesgo de muchos problemas de salud, incluyendo los periodontales. Cuando estamos estresados, el sistema inmune suele ser más agresivo con las bacterias en nuestra boca, en especial, con aquellas que se acumulan en la placa dental. Como resultado, se produce una respuesta inflamatoria en la encía que puede causar dolor o sangrado.  

Lo recomendable sería regular nuestro estrés diario para prevenir enfermedades cerca o lejos de las encías. Tenemos muchos artículos sobre mindfulness y cómo lidiar con el estrés

4# El embarazo 

Mujer embarazada / Vía Pixabay

Otra de las razones por las que sangran las encías es por el embarazo. O siendo precisos, por los cambios hormonales que se producen durante este período de gestación. 

Numerosos estudios confirman que el embarazo empeora la salud periodontal. Principalmente porque provoca una inflamación generalizada en las encías, lo que las hace más susceptibles al sangrado. Además, los episodios de náuseas y vómito pueden incrementar la acidez en la boca y afectar también las encías.

La clave para prevenir el sangrado está en comenzar el embarazo con una buena salud bucal y acudir al dentista con frecuencia para realizar una limpieza general.

5# Los dientes apiñados hacen sangrar a tus encías

Un dentista puede chequear si tienes dientes mal posicionados / Vía Pixabay

Si tienes un diente mal posicionado, o simplemente te falta espacio en la boca, es posible que también te sangren las encías con frecuencia. Esto debido a que las piezas dentales pueden nacer sobre las encías, lo cual causa mucho dolor. Por no mencionar que, en espacios reducidos, se acumulan más las bacterias y es difícil poder removerlas luego con nuestro cepillo.

En este caso, lo único que podemos hacer es acudir al dentista para que este valore qué tratamiento sería apropiado. Ya sea una ortodoncia o una extracción de la pieza dental. 

Una vez que se conoce por qué sangran las encías, es posible revertir el daño. Así que esperamos que con este artículo no tengas que volver a ver esa escena sangrienta al cepillarte los dientes. 

Referencias:

Por qué nos pueden sangrar las encías y cómo podemos solucionarlo https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-nos-pueden-sangrar-encias-podemos-solucionarlo-20221202082327.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *