El smartwatch en tu muñeca no es solo el último grito de la moda en tecnología, este dispositivo wearable también se ha vuelto una herramienta vital para los pacientes con Parkinson. 

Como bien sabemos, el Parkinson es una enfermedad compleja. Tarda mucho tiempo en detectarse pero, una vez que surgen los síntomas, es muy difícil detenerla. Si a eso le sumamos que todavía no hay una cura, el Parkinson sería prácticamente una condena para quien lo padece, en su mayoría hombres entre 40 y 70 años. 

Sin embargo, las nuevas tecnologías han cambiado ese panorama en los últimos años. En 2014, se incluyó a los dispositivos wearables en la terapia de los pacientes con esta enfermedad y, desde entonces, la respuesta al tratamiento mejoró.

Los expertos han logrado reducir algunos síntomas motores invalidantes, tales como los temblores, la rigidez o los movimientos involuntarios, con ayuda estos relojes inteligentes. Y gracias a ello, muchas personas con Parkinson ahora pueden realizar escrituras ocasionales, llenar cuestionarios o caminar por su cuenta.

Así que es probable que en los próximos años se incluyan más prendas inteligentes con potencial terapeútico. Te explicamos por qué.

¿Cómo la tecnología wearable ayuda a los pacientes con Parkinson?

Los wearables le han dado más independencia a las personas con Parkinson / Vía Pixabay

Recientemente hemos visto un vendaje inalámbrico capaz de curar heridas con una breve estimulación eléctrica, sin embargo los dispositivos wearables no tratan al paciente con Parkinson directamente. En su lugar, funcionan como un detector clínico. 

A través de estos dispositivos, los médicos pueden monitorizar el estado clínico del paciente durante un tiempo determinado. Los wearables indican cuándo el paciente está respondiendo mejor al tratamiento y cuándo no. Además, registran la movilidad que tiene esa persona a lo largo del día, el número de espasmos y otros parámetros biométricos vitales. 

Es gracias a todos estos datos que los pacientes con relojes inteligentes se recuperan con mayor facilidad, pues los expertos saben cuándo realizar ejercicios de movilidad o cuándo administrar una nueva dosis para aliviar los síntomas. 

«Estos dispositivos se emplean sobre todo en ensayos clínicos y poco a poco en la práctica están disponibles».

Diego Santos, neurólogo del servicio de Neurología del CHUAC 

Los dispositivos wearables en la prevención del Parkinson

Además de mejorar la rehabilitación, la tecnología wearable ofrece otra ventaja a los familiares de pacientes con Parkinson: un diagnóstico temprano.

Si se detecta a tiempo esta enfermedad neurodegenerativa, es posible prevenir el desarrollo de los peores síntomas. El Parkinson puede tardar hasta 15 años en desarrollarse en el cerebro, es por eso que su diagnóstico precoz siempre fue un problema. Pero las prendas inteligentes han logrado reducir esa brecha gracias al reconocimiento facial o el análisis de escritura. 

Estas funciones a las que no les damos importancia en el día a día pueden ayudar a identificar patrones irregulares en la movilidad. Como por ejemplo, espasmos, temblores o lentitud, signos que delatan un Parkinson precoz. 

Por lo tanto, la tecnología wearable está al servicio de los pacientes con Parkinson y de sus familiares. Para mejorar la recuperación de los pacientes, ofrecer nuevos métodos de diagnóstico, mejorar la calidad de vida de los familiares y, sobre todo, recopilar datos importantes sobre la enfermedad.

Incluso puede que un dispositivo como tu smartwatch algún día ayude a determinar la causa real del Parkinson, y por ende, su cura.

Referencias:

Present and Future of Parkinson’s Disease in Spain: PARKINSON-2030 Delphi Projecthttps://doi.org/10.3390%2Fbrainsci11081027

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *