Si ya tienes 35 años o más y estás pensando en tener un hijo, necesitas leer este artículo. Aquí te explicaremos todo sobre la fertilidad después de los 35 años.

Cuando una niña nace, en sus pequeños ovarios hay un millón de óvulos. Al llegar a la pubertad su reserva disminuye a 300.000 óvulos. Este proceso fisiológico es normal y se lo conoce con el nombre de atresia. Con la llegada del periodo y posteriormente, solo 300-400 óvulos madurarán y se liberarán en la ovulación durante los años reproductivos.

La situación se pone más crítica a los cuarenta y tantos años, cuando la posibilidad de un embarazo se reduce cada vez más, principalmente en los cinco a diez años previos a la menopausia. Una vez llegada la menopausia, la mujer se ha quedado sin óvulos en sus ovarios.

Pero no solo nos vamos quedando sin óvulos a medida que envejecemos, sino que su calidad también disminuye. Alrededor del 20% de todos los óvulos humanos son «aneuploides», es decir, tienen la cantidad incorrecta de cromosomas. Esta proporción aumenta a medida que las mujeres envejecen.

Por desgracia, si un óvulo aneuploide es fertilizado por un espermatozoide, el embrión también es aneuploide. Como consecuencia, puede dejar de desarrollarse o terminar en un aborto espontáneo.

Vía iStock.

Fertilidad antes y después de los 35 años

Los años más fértiles de una mujer se encuentran entre los últimos años de la adolescencia y los 20 años. Alrededor de los 30 años, la fertilidad comienza a disminuir lentamente y, a mediados de los 30, la disminución se acelera.

La fertilidad y las posibilidades de un embarazo después de los 35 años y hasta los 40 años, se van reduce gradualmente. Después de 12 meses de intentarlo, la probabilidad de embarazo es del 87% para mujeres de 30 a 31 años. La probabilidad se reduce al 76% a los 36-37 años y al 54% a los 40-41 años.

Pero, no hay que olvidar que, debido a que la cantidad de óvulos cromosómicamente anormales (aneuploides) aumenta con la edad, el riesgo de aborto espontáneo aumenta a medida que la mujer envejece. En mujeres de entre 30 y 40 años, el riesgo de aborto espontáneo es de uno en diez. Para las mujeres de 40 a 44 años, el riesgo de aborto espontáneo aumenta a uno de cada tres.

Pero, la probabilidad de embarazo no solo depende de la fertilidad femenina sino también de la masculina. En los hombres, la calidad del esperma y la fertilidad disminuyen alrededor de los 45 años. Además, los embarazos engendrados por hombres de 45 años o más tienen casi un 50 % más de probabilidades de aborto espontáneo que los embarazos engendrados por hombres de 25 a 29 años.

Vía iStock.

¿Cuáles son las opciones para llegar a un embarazo?

Aquí hay algunas opciones si te preocupa cómo la edad podría afectar tus posibilidades de tener un bebé:

  • Hacerlo sola: si eres soltera, puedes considerar usar esperma de donantes. La opción más segura para ti y tu bebé es encontrar una donante a través de una clínica de fertilidad.
  • Congelar óvulos para más tarde: es una opción atractiva pero costosa y, además, no hay garantía de que un bebé salga adelante. Pero, vale la pena intentarlo.
  • Uso de óvulos de donantes: los estudios muestran que después de los 40 años, las mujeres que usan óvulos de donantes tienen cinco veces más probabilidades de tener un bebé que las mujeres que usan sus propios óvulos.

Referencias:

Women are often told their fertility ‘falls off a cliff’ at 35, but is that right?: https://medicalxpress.com/news/2022-11-women-told-fertility-falls-cliff.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *