Poco a poco la ciencia se está abriendo paso en la lucha contra la demencia, una enfermedad que puede pasar desapercibida por muchos años. Prueba de ello es que ahora se puede detectar el Alzheimer a través de un simple análisis de orina, incluso antes de que aparezcan los síntomas. 

Los científicos descubrieron que el ácido fórmico urinario, además de detectar problemas en los riñones, funciona también como un biomarcador cognitivo. Y en un nuevo estudio, publicado en el Frontiers in Aging Neuroscience, probaron esta alternativa económica para la detección del Alzheimer.

Sus resultados aún son experimentales, pero todo parece indicar que el ácido fórmico es tan eficaz como las pruebas de diagnóstico que utilizan actualmente los neurólogos. Es decir, las tomografías cerebrales por emisión de positrones y las punciones lumbares para obtener el líquido cefalorraquídeo. 

La mayor diferencia entre ambas pruebas está en la técnica. Mientras que los métodos tradicionales requieren extracciones de sangre o algo aún peor, el biomarcador es una alternativa menos invasiva. Algo especialmente conveniente para las personas mayores, más propensas a la demencia, pues pueden cuidar su salud neurológica con un chequeo rutinario.

El ácido fórmico en la orina y su vínculo con el Alzheimer

El Alzheimer no solo se detecta a través de tomografías / Vía Pixabay

La idea de detectar el Alzheimer a través de la orina no fue inesperada. Un par de años antes, los investigadores detrás de este estudio analizaron un compuesto orgánico llamado “formaldehído”. Así fue que llegaron al ácido fórmico, un producto metabólico del formaldehído.

Para probar su eficacia como biomarcador, reunieron a 574 personas: algunas sanas y otras con diferentes grados de demencia que iban desde el deterioro cognitivo subjetivo hasta la enfermedad en sí misma. Y luego extrajeron muestras de orina junto con las tradicionales muestras de sangre para comparar resultados. 

Los investigadores se dieron cuenta de que los niveles de ácido fórmico en la orina aumentaban significativamente en todos los grupos con Alzheimer, pero no en los pacientes sanos. Por lo tanto, concluyeron que el ácido fórmico urinario es sensible a la demencia. O más bien, podría ser sensible a alguna de las reacciones químicas que produce esta enfermedad en el organismo.

Se necesita más investigación para comprender por qué se puede detectar el Alzheimer usando este biomarcador en la orina. Pero es un hecho que, con el ácido fórmico se puede encontrar hasta el más leve deterioro cognitivo.

¿Otra alternativa para detectar el Alzheimer?

Este análisis de orina sería mucho más cómodo para las personas mayores / Vía Pixabay

Hace poco se anunció un fármaco experimental para el Alzheimer, así como otro par de biomarcadores en la sangre que pueden ser útiles para su diagnóstico. Por separado, cada uno ofrece una ventaja importante en la lucha contra esta enfermedad. Pero juntos, podrían ayudar a predecir con precisión en qué etapa de la enfermedad está un paciente.

Los investigadores esperan que los análisis de orina pronto formen parte de esta lista de alternativas para la detección temprana de la demencia. Básicamente porque se trata de un método conveniente, rentable, y que todos deben hacer como parte de su rutina clínica mensual. 

Sin embargo, el biomarcador todavía no ha pasado todas las pruebas clínicas. Así que habrá que esperar por ese examen para detectar Alzheimer en la orina. 

Referencias:

 Systematic evaluation of urinary formic acid as a new potential biomarker for Alzheimer’s Diseases https://dx.doi.org/10.3389/fnagi.2022.1046066 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *