A todos nos gusta viajar, pero muchas olvidamos que el Internet no siempre está disponible en otras partes del mundo. Y como resultado, terminamos pasando semanas o meses completamente desconectados de nuestros seres queridos. Si no quieres pasar por una experiencia así, te recomendamos viajar con el data roaming activado en tu teléfono móvil. 

Con esta “itinerancia de datos”, como se le conoce en español, podrás realizar llamadas telefónicas, enviar mensajes de texto y, lo más importante, navegar por Internet en cualquier país. 

El data roaming existe desde hace casi 20 años, pero pocos saben lo qué es o cómo funciona realmente. Así que, adelantándonos a los próximos viajes navideños, hemos decidido crear esta guía con la que aprenderás a dominar el servicio.

¿Quieres tener unas lindas vacaciones con internet 24/7? Entonces empecemos por lo básico. 

Data roaming: ¿qué es y cómo funciona?

En el mundo de la telefonía, el roaming es cuando te conectas a Internet mediante una red diferente a la que tienes contratada en tu móvil. Por ejemplo, si viajas a Europa con una línea Claro, el roaming te permite utilizar los servicios de otras operadoras en la región como Orange o Vodafone. 

Las compañías móviles establecen este tipo de acuerdo para ampliar su cobertura internacional. Sin embargo, todas las llamadas, los mensajes y los datos que consumas se te descontarán de tu plan de datos nacional. Es decir de la renta de tu móvil.

Después de llegar al aeropuerto puedes activar el roaming / Vía Pixabay

Usualmente, al viajar, la tarifa de data roaming siempre es un poco más cara por los cargos adicionales de facturación. Pero no existe un estándar: el precio suele variar dependiendo de la operadora, el plan y el país extranjero en el que se activen. 

En cuanto al funcionamiento, el roaming es prácticamente un servicio automático. En la mayoría de dispositivos móviles se activa al cruzar la frontera o al bajar del avión. Así que no tienes que hacer realmente nada si tienes este servicio en tu plan mensual. 

La red extranjera reconocerá tu país de origen y te asignará un operador de red local dependiendo del tipo de tecnología que uses: GSM o CDMA.

Sin embargo, dejar activado el data roaming durante todo el viaje es un peligro para tu bolsillo. Este tipo de datos se consumen muy rápido por lo que, si quieres evitar cargos inesperados, lo ideal sería activar el servicio solo cuando necesites usar el móvil. 

No te preocupes, también te enseñaremos a viajar activando y desativando el data roaming de acuerdo a la ocasión.

Cómo configurar tu data roaming para viajar tranquilo

Una forma sencilla de controlar el data roaming es usando el modo avión. Como se trata de una conexión telefónica, al activar este modo, se desactivará la red y los datos móviles correspondientes. Solo podrás usar redes WiFi y Bluetooth, lo que es más que suficiente si no estás dispuesto a hacer llamadas o mensajes. 

No obstante, existe un método más directo: desactivar la función directamente desde el menú de Configuración. 

Menú de ajustes de un teléfono IOS / Créditos: Conexionesred

En un dispositivo iOS

Para viajar con el data roaming desactivado en el iPhone o iPad, solo tienes que ir a Configuración. Luego, pulsar Datos móviles, y seleccionar la opción “Desactivar data roaming”.

Menú de ajustes de un teléfono Android / Créditos: Movilforum

En un dispositivo Android

Para desactivar el roaming en Android tendrás que ir también a Ajustes. Luego, deberás seleccionar la opción de Conexiones y bajar hasta encontrar el botón de Redes Móviles. Y finalmente allí aparecerá la opción de “Desactivar data roaming”.

Como puedes ver, en ambos casos el proceso es bastante sencillo y fácil de comprobar. Una vez que desactives este servicio, verás que la R que aparecía antes en el icono de red ya no está. Esta es una indicación visual de que su teléfono ya no está usando data roaming, al menos hasta que decidas volver a activar la opción.

¿Es seguro este servicio?

En general, viajar con el data roaming activado es seguro. Principalmente porque no es una red WiFi pública, sino un servicio anexo a tu proveedor local de telefonía. Así que no hay de qué preocuparse en ese aspecto, no hay ciberatacantes que puedan robar tus datos a través del roaming. 

Ahora bien, hay algunos gobiernos que pueden recopilar y almacenar tu información personal. Todo depende de las políticas de privacidad del lugar al que viajes y del tipo de acuerdo que tengan las operadoras. Pero puedes consultar este apartado con tu compañía telefónica antes de viajar, al igual que el precio de tu data roaming. 

Lo importante es que sepas que existe este servicio antes de ir a visitar a tus abuelos en el extranjero o embarcarte en un viaje de fin de año. No solo porque lo vas a necesitarlo en algún momento, sino también porque debes asegurarte de que esté desactivado cuando no lo utilices. 

De lo contrario, las vacaciones tampoco serán agradables aunque tengas Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *