Investigadores españoles han creado un nuevo modelo de ratón que promete revolucionar el tratamiento del cáncer de endometrio haciéndolo más personalizado.

Al día de hoy, el cáncer de endometrio es uno de los más difíciles de tratar por las limitadas opciones de tratamientos existentes. Esto tiene como consecuencia la imposibilidad de supervivencia de las pacientes, y eso no ha cambiado en las últimas cuatro décadas.

Sin embargo, con la creación de este modelo de ratón se abrirán más vías hacia la investigación de nuevos tratamientos para el cáncer de endometrio. Pero no solo eso, sino que los ratones podría servir para crear tratamientos personalizados según la necesidad de cada paciente. De esta manera, se abre una puerta que ha estado cerrada por mucho tiempo.

Entre 1975 y 2014, las tasas de supervivencia a los 5 años han mejorado para los cánceres más comunes, excepto para el cáncer de cuello uterino y endometrio. Por eso encontrar opciones terapéuticas es necesario y urgente para dar esperanza a las pacientes que padecen este cáncer.

Un modelo de ratón para tratar el cáncer de endometrio

El cáncer de endometrio (CE) es el cáncer ginecológico más común en los países desarrollados. Y es el cuarto tipo de tumor más frecuente y el sexto más mortal en las mujeres de los Estados Unidos.

Además, en 2020, el número de casos nuevos y muertes por CE se acercó a la cifra de 417 367 y 97 370, respectivamente. Mientras que las tendencias actuales indican que la incidencia de CE y las tasas de mortalidad están aumentando. Esto debido al aumento de los factores de riesgo como la obesidad.

Pero, lo que más preocupa actualmente son los tratamientos limitados que existen para abordar la enfermedad. Por ello, este nuevo modelo de ratón, generado con una biopsia fresca del tumor original en el mismo tejido del ratón, podría ser lo que están buscando los investigadores para crear tratamientos personalizados para el cáncer de endometrio.

Vía iStock.

En total, en el estudio se examinaron 15 tumores diferentes en 15 modelos de ratón. Los investigadores dejaron evolucionar los tumores por 100 días, consiguiendo características moleculares y morfológicas de los tumores originales. De este modo, los investigadores pueden predecir cómo evolucionará el tumor y elegir un tratamiento adecuado para abordarlo.

Además, en el estudio han encontrado que en los tumores se produce una mutación en el gen HER2. Este demostró ser sensible a trastuzumab, un fármaco que había mostrado eficacia en pacientes con carcinoma de endometrio.

Todos estos hallazgos están incluidos en un artículo publicado en la revista Advanced Science.

Referencias:

Generation and Integrated Analysis of Advanced Patient-Derived Orthoxenograft Models (PDOX) for the Rational Assessment of Targeted Therapies in Endometrial Cancer: https://doi.org/10.1002/advs.202204211

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *