A medida que la tecnología avanza, los ojos se vuelven cada vez más importantes para el diagnóstico de enfermedades futuras. No precisamente porque sean “las ventanas del alma”, sino porque su transparencia permite analizar de manera rápida y sencilla estructuras internas. Y como prueba de ello, ahora tenemos una IA que utiliza nuestros ojos para predecir la aparición de una enfermedad cardíaca.

El algoritmo creado por los investigadores de la Universidad Kingston no es tan complejo como otros modelos de aprendizaje profundo, pero tampoco necesita serlo. Midiendo características básicas de la retina, como su curvatura o el tamaño de los vasos sanguíneos, esta inteligencia artificial puede estimar un riesgo cardiovascular oculto. Todo ello sin necesidad de análisis de sangre o mediciones de presión arterial, solamente con un escaneo ocular.

Todos nos realizamos este tipo de chequeos cuando vamos al oftalmólogo. Es una medida estándar que ayuda a prevenir muchas enfermedades oculares, y ahora podría darle la vuelta también al diagnóstico de cardiopatías, la principal causa de muerte en todo el mundo. 

Predecir una enfermedad cardíaca mirándote a los ojos

Esta no es la primera vez que una IA utiliza los ojos como una vía para predecir enfermedades fatales como las cardíacas. 

Dos años antes, en 2018, Google desarrolló un algoritmo que podía decirte a simple vista qué tan saludable estaba tu corazón. Sin embargo, la inteligencia artificial solo tenía un 70% de precisión. Un porcentaje que se considera poco confiable en el campo de la medicina. 

El algoritmo que ofrecen los investigadores en esta ocasión, llamado QUARTZ, tiene una precisión mucho mayor. Esto debido a que funciona simplemente como un biomarcador que detecta factores de riesgo cardiovasculares en la retina. Cosas como una inflamación en los vasos sanguíneos pueden revelar si tendrás un problema cardíaco en el futuro.

Para demostrarlo, los investigadores analizaron los ojos de 88.052 participantes entre los 40 y 69 años. Durante un promedio de siete a nueve años, esta IA observó su salud cardiovascular y concluyó recientemente que la mayoría tenían un riesgo grave. Predicción que se confirmó en años posteriores, al chequear el historial médico, la edad, el sexo y el estilo de vida de los participantes. 

Vía Pixabay

Como vemos, con un simple escaneo de ojos, esta IA pudo predecir en un par de minutos una enfermedad cardíaca que tardaría años en detectarse por los medios convencionales. 

«Hemos demostrado que un chequeo ocular con inteligencia artificial, que se podría realizar de forma rutinaria en la calle, es tan bueno como una medida estándar de diagnóstico cardiovascular».

Sarah Barman, profesora de visión artificial de la Universidad de Kingston

Así que todo parece indicar que ahora es posible detectar problemas de salud en otros órganos simplemente apuntando a los ojos con una cámara. 

Referencias:

Artificial intelligence-enabled retinal vasculometry for prediction of circulatory mortality, myocardial infarction and stroke https://dx.doi.org/10.1136/bjo-2022-321842

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *