¿Te han regañado por ver vídeos en la oficina? ¿Has tenido que reírte en silencio para que no te descubran? Pues deberías explicarle a tu jefe cuán importantes son las distracciones breves a lo largo de tu jornada de trabajo.

Contrario a lo que muchos piensan, esos pequeños momentos en los que nuestra atención va a parar a un vídeo de Youtube en realidad nos ayudan a ser más productivos al final del día. Esto debido a que reducen el estrés que vamos acumulando a medida que completamos una tarea, el famoso síndrome de burnout. Y estas no son afirmaciones sin sustento.

Los investigadores de la Trinity Business School y la WHU – Otto Beisheim School estudiaron recientemente el desempeño de los empleados que caen en distracciones tan comunes como ver vídeos divertidos durante el trabajo. Examinaron a 85 personas en total, y concluyeron al cabo de 12 días que las distracciones positivas nos permiten controlar nuestro temperamento, ser más creativos y cumplir con todas nuestras tareas diarias. 

¿Por qué son buenas las distracciones en el trabajo?

Vía Pixabay

Lo importante aquí no es el tipo de distracción, sino lo que genera. La sensación que nos transmite un vídeo divertido, un juego o el mensaje de un amigo nos ayuda a ser más positivos. Y la positividad, al igual que otras emociones como la alegría, mejoran nuestra productividad en general. 

Tratar de mantener la calma después de leer un correo electrónico molesto hacia la empresa, por ejemplo, suele ser bastante agotador para los empleados. Al igual que escribir cientos de informes o coordinar con el personal un proyecto antes del almuerzo. 

Vivimos en un tipo de ambiente laboral exigente en el que es vital el autocontrol y el positivismo. Sin estas habilidades acabamos el día agotados por la presión y esperando que mañana sea feriado no laborable. Es por eso que promover las distracciones breves en el trabajo es indispensable para prevenir los efectos negativos del estrés. 

«Nuestro estudio muestra que experimentar sentimientos de positividad a lo largo de tu jornada laboral pueden ayudarte a ser productivo. Particularmente cuando las demandas laborales diarias requieren que inviertas mucho autocontrol”.

Dr. Wladislaw Rivkin, profesor de comportamiento organizacional en la Trinity Business School

¿Deberías encontrar alguna distracción breve?

Un empleado en Suiza incluso fue a trabajar con su guitarra / Créditos: MultiVu

No podríamos decir que las distracciones sean una técnica para aumentar la productividad en el trabajo, porque en realidad no lo son. Todo depende de la persona, el tipo de trabajo y el entorno laboral. 

Los trabajos creativos por lo general ya ofrecen muchos tipos de distracciones que pueden ayudar a fomentar la creatividad. Por lo tanto, en estos casos no es necesario ningún otro pasatiempo. 

Pero en oficinas y entornos cerrados, lo ideal sería incorporar “más positividad en la jornada laboral”. Es decir, permitir que los empleados vean y compartan vídeos a través de WhatsApp, por ejemplo, o crear algún tipo de costumbre diaria para reducir la tensión. Ya sea “el chiste del día” o una partida entre los colegas usando algún juego de moda.

Lo importante es que este tipo de distracción sea breve. De lo contrario, buscando aumentar la productividad de los empleados, acabarán la jornada laboral sin haber culminado ninguna tarea. 

Pero afortunadamente existen muchas distracciones simples en el trabajo, como son:

  • Los vídeos.
  • Las redes sociales y los memes. 
  • Apps y juegos. 
  • O lecturas breves como este artículo.

Ojalá los resultados del estudio te ayuden a poder reírte más en el trabajo, por ejemplo, con algún vídeo en la hora del almuerzo.

Referencias:

Why silly distractions at work can actually be good for you https://www.tcd.ie/news_events/articles/why-silly-distractions-at-work-can-actually-be-good-for-you-/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *