La NASA empezará una nueva misión espacial este miércoles 30 de noviembre con ayuda de su socio SpaceX, la Lunar Flashlight. El objetivo de esta misión será buscar agua en la superficie de la Luna y, para lograr tal hazaña, la agencia espacial usará una sonda diminuta llamada Flashlight Cubesat. 

Un par de días antes, inició también la misión Artemis I. Muchos esperaban que los astronautas realizaran este tipo de descubrimiento, que ha impulsado el interés reciente por nuestro satélite. Pero parece que ninguno ayudará a esta pequeña nave. 

La NASA ha planificado perfectamente la misión para identificar a distancia depósitos de hielo y agua utilizables. Y nosotros te contaremos cómo se llevará a cabo.

Así planean buscar agua en la Luna

El Flashlight no tocará la superficie, buscará agua desde la órbita elíptica de la Luna. Este cuenta con un reflectómetro láser infrarrojo que opera en cuatro frecuencias diferentes, por lo que puede ver si hay algún material debajo de una roca a 20 kilómetros de distancia.

Esta será la distancia entre el Flashlight y la Luna / Créditos: NASA

Los científicos de la NASA han estimado que, cada seis días, el polo sur de la Luna se acerca a su órbita a esta distancia. Por lo tanto, planean enviar la nave a la órbita, un lugar seguro, para recopilar datos cada semana. 

“A esa distancia vuela un avión sobre la superficie de la Tierra. Así que esencialmente estamos rozando la superficie de la Luna cuando hacemos estas mediciones científicas”.

Glenn Lightsey, científico en el Georgia Tech

En cuanto al lanzamiento, se espera que el SpaceX Falcon 9 que llevará al rover Rashid de los Emiratos Árabes Unidos también incluya a este nave como una carga adicional. Principalmente porque es tan diminuta que ocupa el tamaño de un maletín.

De momento no existe una fecha límite para la misión Lunar Flashlight, solo sabemos que empezará este mes y que, además de buscar agua en la Luna, tendrá un enfoque científico. Lo que significa que se estudiarán todos los datos recopilados por la nave, desde la distribución del hielo hasta depósitos naturales ocultos debajo de la superficie.

Pero el gran objetivo de la NASA es crear un mapa con el hielo disponible. Y si estás preguntando por qué, la respuesta es simple: para algún día poder explotar esos recursos.

En busca de agua para futuras misiones sin el Flashlight 

Todos queremos saber si hay agua, o en su defecto hielo, en la Luna. Así ha sido desde que se confirmó esta posibilidad en 2018. Pero la misión de la NASA hará algo más que buscar agua en la Luna con el Flashlight: será el primer paso para promover las misiones tripuladas.

El agua es indispensable para los astronautas. No solo como bebida, sino también porque puede convertirse en oxígeno y usarse como combustible. Pero el agua es pesada, por lo que transportarla de la Tierra a la Luna no es algo práctico durante las misiones. Esa es una de las razones por la que se han limitado los vuelos tripulados a nuestro satélite. 

Pero si hubiera agua accesible ya en la Luna, todo sería diferente. Los astronautas podrían pasar varias semanas o incluso meses allí arriba. 

“El hielo es un gran factor estratégico en nuestra planificación a largo plazo sobre cómo nos estableceremos en la Luna. Así que queremos saber cuánto hay y dónde está”.

NASA

Hace un par de años se lanzó otra nave llamada LunaH-Map para mapear la Luna. Pero actualmente está experimentando problemas con su sistema de propulsión y su espectrómetro. Así que ya no puede detectar depósitos debajo de la superficie lunar.

Es por eso que la NASA tiene todas sus esperanzas puestas su misión para buscar agua en la Luna y en el Flashlight. Si todo sale bien, en diciembre tendremos una nueva pista sobre los recursos disponibles en nuestro satélite.

Referencias:

Lunar Flashlight https://www.jpl.nasa.gov/missions/lunar-flashlight

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *