David Hole acaba de descubrir que su querida “roca de oro” en realidad es un antiguo meteorito nunca antes visto, y por ende, algo mucho más valioso. 

El hombre de Melbourne, Australia, encontró esta enorme piedra de 17 kilogramos en 2015, cerca del Parque Regional de Maryborough. No parecía un mineral costoso precisamente, pero su detector de metales indicaba que había algo fuera de lo común allí. Así que, impulsado por la fiebre del oro, David Hole decidió llevarse la roca a casa pensando que podría haber una pepita dentro.

De hecho, él intentó romperla en varias ocasiones con una sierra, un taladro y ácido. Pero al verse incapaz de abrirla, llevó su hallazgo al Museo de Melbourne donde recibió la inesperada noticia: “su roca no tiene oro, es un meteorito”. 

«Tenía este aspecto esculpido y con hoyuelos. Ese patrón se forma cuando los meteoritos atraviesan la atmósfera, se derriten por fuera y la atmósfera los esculpe”.

Dermot Henry, geólogo del Museo de Melbourne

Un meteorito más valioso que otras rocas espaciales

Así se ve el meteorito en 2022 / Créditos: Museo de Melbourne

Para David Hole, descubrir un nuevo meteorito con un detector de metales fue más que suficiente, pero para los investigadores no. Ellos llevaron la roca al laboratorio y allí se dieron cuenta de un hecho aún más sorprendente. 

El meteorito, al que llamaron “Maryborough” en honor a la ciudad donde se encontró, tenía unos 4.600 millones de años y un alto porcentaje de hierro. En pocas palabras, eran una condrita ordinaria H5, un tipo de meteorito extremadamente raro que podría revelar el origen de planetas como Tierra o del Sistema Solar.

Los investigadores no saben de dónde vino, pero tienen una teoría. 

  • Probablemente este meteorito sea del cinturón de asteroides que hay entre Marte y Júpiter. Esto debido a que la gravedad suele empujar condritas y polvo a otros cinturones de asteroides cercanos.  

En cualquier caso, el meteorito lleva alrededor de 1.000 años enterrado en la Tierra, según la datación de carbono. Una fecha que coincide con varios avistamientos de meteoritos entre 1889 y 1951. Así que David Hole no solo encontró un meteorito que parecía una roca llena de oro, también descubrió algo que es más raro que cualquier otro meteorito. Sin duda, un objeto valioso para la ciencia.

¿Qué pasará con la roca espacial?

Mucho más grande y valiosa que una pepita de oro / Créditos: AS

Todo parece indicar que el Museo de Melbourne conservará el meteorito. Este pasará a formar parte de su colección, junto con otros 16 ejemplares. 

En cuanto a David Hole, se desconoce si recibió algo por entregar su amada roca de oro, pero ahora es mundialmente famoso gracias a su descubrimiento: un meteorito de hace miles de años.

Así que probablemente sea un buen momento para revisar nuestro patio trasero en busca de rocas particularmente pesadas. Quizás encontremos también algo más valioso que el oro.

Referencias:

Maryborough, a new H5 meteorite find from Victoria, Australia https://doi.org/10.1071/RS19002

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *