El programa Artemis de la NASA tiene planeado llevar de nuevo una tripulación con humanos hasta la Luna luego de 50 años. Pero, algunos científicos consideran que la misión Artemis podría ser una de las últimas en poseer astronautas como tripulación. ¿Por qué afirman esto? Te lo explicamos a continuación.

El plan de la NASA de llevar a un grupo de astronautas hasta la Luna podría concretarse a finales de esta misma década. Como primer paso en dicho plan, la NASA ha lanzado el cohete con la nave Orion, dando inicio a la misión Artemis I. Esta nave dará vuelta a la Luna, para luego volver a la Tierra.

Desde la última vez que la humanidad envió astronautas a la Luna, la tecnología y la ciencia han avanzado muchísimo. Pero, también el contexto social y político han cambiado desde la última vez que la NASA envió astronautas hasta nuestro satélite.

Cuando las diferentes misiones Apolo ocurrieron, había una gran rivalidad entre las superpotencias. El hecho que en la actualidad eso no suceda, podría ser un motivo para debilitar el proyecto. Ese es uno de los argumentos que dan los científicos Donald Goldsmith y Martin Rees en The End of Astronauts. Allí, además, dan otra serie de explicaciones de por qué la NASA dejará de enviar astronautas al espacio, por lo que probablemente la misión Artemis sea la última en hacerlo.

Créditos: NASA.

Misión Artemis, ¿la última en llevar astronautas?

Para Goldsmith y Rees, en el futuro, las condiciones no estarían dadas para continuar enviando humanos a la Luna. Y uno de los motivos sería el económico, que evitaría que se siguiera destinando el dinero para crear cohetes de un solo uso. Por ejemplo, el propulsor de Artemis combina hidrógeno líquido y oxígeno para crear un enorme poder de elevación antes de caer al océano y no volver a usarse nunca más. Este tipo de lanzamiento cuesta alrededor de 4 millones de dólares.

En su lugar, la NASA está pensando en imitar a su competidor SpaceX y crear cohetes reutilizables.

Al mismo tiempo, la NASA está pensando en apostar a la robótica. Es decir, mejorar los robots espaciales para que su exploración sea más eficiente. La NASA apostará por los sensores y a la inteligencia artificial (IA) para que los robots puedan explorar, recolectar muestras y regresar con la nave a la Tierra.

Si la tecnología y la ciencia sigue creciendo, es probable que para dentro de 20 años, la exploración espacial sea completamente autónoma. Por lo tanto, la presencia humana no sería necesaria.

Créditos: NASA.

Los robots cambiarán todo

Todo sería más fácil con los robots. Por ejemplo, la extracción de materiales raros en superficies como Marte o en asteroides sería económicamente más viable si se enviaran robots para que hagan ese trabajo. Además, se podrían hacer viajes más largos que conlleven años, pues ese no sería un poblema para los robots.

Pero, sobre todo, el envío de robots hasta otros mundos también evitaría la contaminación de estos lugares con microbios terrestres.

Los viajes al espacio conlleva más mantenimiento para los humanos que para los robots, ya que nosotros requerimos agua, aire, alimentos, espacio vital y protección contra la radiación. Además, los viajes con astronautas requieren costos económicos más elevados y al mismo tiempo es un riesgo mayor para ellos.

A pesar de que la NASA abandone la idea de enviar personas al espacio, los vuelos tripulados quizás sigan estando vigentes. Pues, cabe la posibilidad de que estos sean financiados por fondos privados y que las misiones que lleven adelante estén preparadas para afrontar altos riesgos.

Referencias:

The End of Astronauts: https://www.hup.harvard.edu/catalog.php?isbn=9780674257726

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *