Ver a patitos nadando detrás de su mamá es algo muy tierno y bonito de ver. Y hasta se puede considerar a esta imagen como una de las más adorables que existen en el mundo. Quizás por ser una imagen cautivadora nunca nos hayamos preguntado por qué los patos nadan en fila tras su madre.

La razón no sería precisamente para parecer más adorables, sino que habría una explicación científica de por qué lo hacen. Sencillamente, el motivo sería para nadar más y esforzarse menos. Esta es una conclusión de un estudio científico desarrollado por investigadores de la Universidad de Strathclyde y que se publicó en la revista Journal of Fluid Mechanics.

Aves como gansos y patos nadan en formación. Vía iStock.

Estos científicos descubrieron que los patitos, al ir detrás de su madre, se benefician al «montar olas» y «pasar olas». Estos hallazgos revelan la razón de por qué los patos nadan en fila siguiendo a su mamá, pero también podrían ser aplicados en el transporte marítimo.

Tanto los patitos como otras aves como los gansos nadan en formación, y esto despertó la curiosidad de unos científicos que buscaron una explicación en las matemáticas.

Explicación de por qué los patos nadan en fila

En su estudio, los investigadores utilizan una serie de modelos numéricos y matemáticos en los que demuestran que la manera más eficaz de nadar para los patitos es en fila.

El motivo sería porque la mamá pato está más capacitada y experimentada para nadar que sus pequeños patos. Por eso, es ella la que hace la mayor parte del esfuerzo. De hecho, estudios anteriores que se realizaron en peces mostraron que estos podían ahorrar hasta 62,8% de energía metabólica si nadaban detrás de un líder. Algo similar podría estar pasando en los patos y explicaría por qué nadan detrás de su mamá.

Unos investigadores encontraron una respuesta a por qué los patitos nadan en fila. Vía iStock.

Los científicos de este estudio no se quedaron solo con esa explicación y buscaron sus propias respuestas. Con los modelos matemáticos que emplearon descubrieron que los patos, cuando nadan en un «punto dulce» detrás de su madre, se produce un «fenómeno destructivo de interferencia de ondas». Ello hace que las olas se levanten y arrastren a los patitos hacia adelante. Y esto se replica en los demás patitos que nadan detrás.

Detrás del tercer patito, la resistencia de las olas de los patos de adelante tiende gradualmente a cero y se logra un delicado equilibrio dinámico. Entonces, cada uno de los patitos va pasando la energía de las ondas a su compañero de atrás, sin perder energía.

Según los autores del estudio, «estos principios podrían aplicarse potencialmente para diseñar buques modernos de transporte para transportar más carga sin costos adicionales de combustible«.

Referencias:

Wave-riding and wave-passing by ducklings in formation swimming: https://doi.org/10.1017/jfm.2021.820

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *