Para triunfar en el mundo culinario es necesario, como mínimo, saber hervir, pochar, freír, o saltear los alimentos. Estas son técnicas de cocina básicas que parecen diseñadas por chefs con estrellas Michelin, pero en realidad proceden de nuestros antepasados: los neandertales. 

Investigadores de la Universidad de Liverpool encontraron en la cueva de Franchthi, en Grecia, algunos restos de alimentos carbonizados. Siendo precisos, vegetales con más de 13.000 años de antigüedad, semillas y algunos acompañamientos similares al pan. 

Los resultados de su estudio sugieren que cada una de estas sobras eran parte de una receta sofisticada en la que el chef en cuestión, el neandertal de turno, combinaba distintos sabores para hacer que su comida fuera más apetecible.

Por ejemplo, las legumbres, el ingrediente más común que identificaron, tienen un sabor naturalmente amargo debido a los taninos y alcaloides en sus semillas. Sin embargo, usando técnicas de cocina complejas como la lixiviación, nuestros antepasados del Paleolítico podían eliminar ese sabor desagradable. Esto con la finalidad de agregar luego nueces y mostaza silvestre para darle cuerpo al platillo. 

Cocinando alimentos a la intemperie / Créditos: NewScientist

Nuestra imagen de los neandertales está llena de estereotipos. Pensamos que su dieta paleolítica se centraba en el consumo de carne, o que su única relación con la cocina reside en la capacidad de producir y controlar el fuego. Pero estudios como este nos demuestran que los primeros humanos también disfrutaban de las comidas vegetarianas, y cocinaban recetas sofisticadas con lo que tenían a mano.

Las técnicas de cocina de los neandertales

El equipo utilizó un microscopio electrónico para analizar las muestras de alimentos carbonizados. Fue gracias a esto que determinaron que el sabor de los alimentos era importante para nuestros antepasados hace unos 70.000 años aproximadamente.

Para sazonar sus comidas, los neandertales a menudo incluían plantas con sabores amargos y fuertes. Y para preparar los alimentos, estos chef prehistóricos empleaban tres técnicas culinarias:

  • La lixiviación, para extraer el almidón o los sabores intensos con agua. 
  • El remojo, para hidratar los alimentos secos y anular totalmente los gases intestinales que producen.
  • Y la técnica de moler, para triturar los alimentos secos y poder cocinarlos o mezclarlos mucho mejor.

No se sabe todavía si otras técnicas de cocina básicas como el batir, marinar o encurtir alimentos también proceden de los neandertales, pero es lo más probable. 

Fotos microscópicas de los alimentos carbonizados / Créditos: Universidad de Cambridge

De acuerdo con los arqueólogos, las técnicas modernas de preparación y procesamiento de alimentos eran comunes miles de años antes de que se inventaran las grandes cocinas o los electrodomésticos. Tales prácticas culinarias fueron las que ayudaron a los neandertales a eliminar los gérmenes de los alimentos y facilitar el proceso de digestión.

“Nuestro trabajo demuestra de manera concluyente la compleja dieta de los primeros cazadores-recolectores, el origen de la cocina tal como la entendemos”.

Dr. Ceren Kabukcu del Departamento de Arqueología, Clásicos y Egiptología

Así que, respondiendo a la pregunta inicial sobre las técnicas de cocina modernas, lo más probable es que los neandertales sean los que iniciaron esta práctica en el Paleolítico. 

Referencias:

Palaeolithic carbonised plant food remains from Franchthi and Shanidarhttps://dx.doi.org/10.15184/aqy.2022.143

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *