La startup de San Francisco Kite estuvo trabajando con varias herramientas IA de autocompletado de código de Python y JavaScript para desarrolladores desde 2014. Todo esto con el objetivo de reducir las tareas repetitivas en la programación mediante un programa IA capaz de escribir código. El CEO y fundador de Kite, Adam Smith, anunció el fin de Kite en una entrada de blog. Dijo que Kite había crecido a 500.000 desarrolladores activos mensualmente, pero que la empresa no logró monetizar el producto.

Esto fue lo que escribió en su entrada:

«No logramos entregar nuestra visión de la programación asistida por IA porque llegamos más de 10 años antes de la comercialización, es decir, la tecnología aún no está lista. Fracasamos en construir un negocio porque nuestro producto no se monetizaba, y nos tomó mucho tiempo darnos cuenta de eso».

Smith también sugiere que Kite podría haber resuelto el problema de sintetizar el código de manera confiable, pero habría requerido $100 millones y más ingenieros.

Kite, una IA para escribir código que prometió grandes cosas que no pudo cumplir

escribir código
Vía Pexels

Kite fue prometedora, ya que ofrecía una herramienta IA para escribir código que decía poder superar a la de Microsoft, IntelliSense. En 2019, cuando todavía solo admitía la finalización de código en Python, recaudó $19 millones en una ronda de Serie A dirigida por Trinity Ventures.

Pero en 2020 surgieron nuevos competidores y el panorama de Kite se oscureció. Uno de ellos fue TabNine, empresa que usa el modelo de lenguaje grande (LLM) GPT-2 de OpenAI para completar código independiente del idioma. Como respuesta, Kite optó por rediseñar su producto usando GPT-2 para admitir el autocompletado en 11 idiomas más. Un tiempo después, Kite creó una integración con el popular editor VS Code de Microsoft.

Cabe señalar que Kite ha abierto la mayor parte de su código en Github. Incluso el motor de inferencia de tipo Python basado en datos de Kite, el analizador de paquetes públicos de Python, el software de escritorio, las integraciones del editor, el rastreador y el analizador de Github, y más.

En junio de 2021, Microsoft lanzó una vista previa de una extensión de VS Code que aprovechó OpenAI Codex para crear GitHub Copilot. En junio de 2022, GitHub Copilot ya estaba disponible de forma general por $10 por desarrollador por mes o $100 por usuario por año. 

Sin embargo, Smith cree que la herramienta IA de última generación todavía no es lo suficientemente buena para escribir código.

Sin embargo, Smith dijo que el futuro aún es brillante para estas herramientas: «No podemos esperar a que la IA revolucione la programación. Las computadoras son tan mágicas; será increíble experimentar un aumento de la función escalonada en lo que pueden hacer por nosotros».

Solo queda esperar por ver lo que futuro nos trae con la IA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *