Al igual que muchas otras personas, las que viven con autismo también pueden sentir interés y hasta pasión por la cocina. Sin embargo, muchos libros con recetas de cocina no están adaptados a las necesidades de las personas con TEA. Pero, el libro The Autism-Friendly Cookbook de la periodista Lydia Wilkins es una opción interesante para los autistas que quieran incursionar o ampliar sus conocimientos en el arte culinario. Allí, la autora da una serie de consejos para que las personas con autismo puedan desenvolverse sin miedo en la cocina.

En este libro, la autora recopila 100 recetas creadas por adultos y adolescentes autistas. Estas ofrecen adaptaciones tanto para personas que buscadoras sensoriales, evitadoras sensoriales o para aquelas que quieran ampliar sus conocimientos en la cocina.

El libro de Wilkins posee cuatro capítulos principales y posee una gran variedad de opciones que se adaptan a las necesidades dietéticas: vegano, vegetariano, sin gluten y sin lácteos.

Consejos de cocina para personas con autismo

Para Wilkins, The Autism-Friendly Cookbook tiene todo lo que un autista necesita para cocinar, hornear o trabajar con alimentos, con consejos de cocina útiles para la vida cotidiana de las personas con TEA.

  1. El primer consejo de la autora es saber cómo ayudarse a sí mismo. Conocerse a ti mismo, teniendo en cuenta tanto las fortalezas como los desafíos con los que te enfrentas diariamente tiene una gran variedad de beneficios. La mayoría de las veces, el entorno de la persona autista la protege del estigma. Pero, para la autora, no es bueno quedarse con el pensamiento de «¿qué hubiera pasado si…?». En lugar de ello, ella deja en manos de la persona autista la responsabilidad del estigma. Las personas con autismo deben conocerse a sí mismas, saber qué encuentran difícil o fácil, sus texturas preferidas, su perfil sensorial, etc. Con esto presente, la persona con autismo podrá incursionar con más herramientas en la cocina.
  2. El segundo consejo es no sentir vergüenza por no saber algo. Aún se sabe muy poco sobre la alimentación y las personas autistas. Además, existen pocas lecciones de cocina accesibles a las personas con autismo. Por lo tanto, el no saber puede convertirse en objeto de discriminación y acoso. Pero estos obstáculos se deben de superar y no tener vergüenza por tener interés en aprender y acceder a la información.
  3. La autora aconseja cocinar para ti mismo y no para la aprobación de los demás. Si te expones a cocinar con intención de agradar a los demás, entonces te arriesgas a sentir inseguridad y ver fallas y defectos constantemente. Pero, si cocinas para ti mismo, tu autoconfianza se verá favorecida.
  4. Dejar de lado los estándares neurotípicos en la cocina. Este consejo está relacionado con el anterior, y se refiere a la búsqueda de la perfección y de cumplir con los estándares. Para la autora, sí se deben mantener los estándares del cuidado de los alimentos, pero no los de «todo tiene que ser perfecto» ya que los errores suceden. Si cocinas para ti mismo y aprendes a dejar de lado los estándares imposibles, entonces te sentirás mucho mejor incursionando en la cocina.
  5. El último consejo es ser amable contigo mismo. Todo tenemos defectos y fallas. Aunque aprender algo nuevo puede ser frustrante, con el tiempo eso se va convirtiendo en algo hermoso.

Referencias:

5 things autistic people should know about cooking: https://mashable.com/article/autism-friendly-cook-book-extract-recipe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *