Todavía nos quedan 64 juegos para disfrutar del mundial FIFA Qatar 2022 en noviembre, así que nadie quiere que los partidos se detengan para revisar los penales. Por suerte, las últimas tecnologías que está implementando FIFA deberían ayudar con eso.

El organismo rector del fútbol internacional anunció hace poco que comenzará a usar lo que llama «tecnología de fuera de juego semiautomatizada». Este modelo tiene como fin averiguar si un jugador está fuera de juego o no, sin necesidad de realizar una revisión extensa. Recordemos que esta es una regla que establece que un jugador que ataca la portería contraria no puede estar más cerca de la portería que el balón y el segundo jugador contrario más cercano.

En conclusión: si lo único que se interpone entre tú y la portería es el portero mientras no tienes el balón, estás fuera de juego. Estas son el tipo de cosas que suelen detener el juego y pueden ser difíciles de determinar. Ello es así porque solo se necesita media pulgada de la rodilla de alguien para estar más cerca de la portería que su oponente para que cuente como fuera de juego.

Por ello, la FIFA nos sorprende ahora con dos tecnologías más:

  • 12 cámaras de seguimiento especiales alrededor de los estadios.
  • Y un sensor dentro de la propia pelota, para así medir tanto las posiciones de los jugadores como la posición de la pelota.

¿Qué sucederá cuando estas nuevas tecnologías del mundial FIFA Qatar 2022 detecten que hubo una penalización?

FIFA Mundial
Vía FIFA

Si estas nuevas tecnologías detectan que se produjo una penalización por fuera de juego, los encargados en la sala de operaciones de video reciben una alerta. Estos se toman unos segundos para verificarlo y se lo informan a un árbitro en el campo. Ya una vez que todas las partes lo confirman, se crea sobre la marcha una animación en 3D que muestra el penalti por fuera de juego. Por supuesto, esto se hace antes de mostrarse a las personas en las gradas y a quienes lo ven en la televisión en casa.

Creemos que estas tecnologías traen muchos beneficios. Solo pensemos en el sistema de videoarbitraje (o VAR) que actualmente está en funcionamiento para revisar las llamadas. Dicho sistema ralentiza los juegos todo el tiempo. Además, depender de árbitros humanos que revisan imágenes cuadro por cuadro da lugar a llamadas un tanto subjetivas.

De hecho, un estudio de 2021 descubrió que solo el 26% de la Premier League inglesa (el nivel más alto del fútbol inglés) apoya el uso del VAR. Esperamos que estas tecnologías ayuden a darle mayor transparencia a los juegos y haga más disfrutable los partidos. No hay nada como ver algo sin interrupciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *