Elon Musk fundó Neuralink, una empresa dedicada a crear implantes cerebrales, para transformar a los humanos en cyborgs. Sin embargo, parece que el expresidente de la compañía y su antiguo colega, Max Hodak, está más cerca de lograr dicho objetivo con Science Corp y un nuevo implante cerebral llamado “Science Eye”. 

Su prototipo utiliza señales de luz para enviar mensajes al cerebro, por lo que no es necesario perforar el cráneo del paciente para implantar un chip como el Link V0.9. Un procedimiento desagradable que vimos hace unos meses en los laboratorios de Neuralink, cuando un mono comenzó a jugar a Pong sin usar las manos, solo con los cables que salían de su cerebro.

En este sentido, el Science Eye de Max Hodak es una alternativa mucho más prometedora para los humanos con discapacidades o problemas cognitivos. En esencia, porque es capaz de llegar al cerebro desde el nervio óptico de los ojos, tal como su nombre lo indica. 

Además, es lo más cercano que tenemos a un ojo biónico, aunque su objetivo no es precisamente combatir la ceguera. 

¿Qué puede hacer el implante cerebral de Science Corp?

Método de implante del Science Eye / Créditos: Science Corp

El Science Eye básicamente hace lo que cualquier otro implante cerebral haría: mejorar la cognición, el funcionamiento de algunas capacidades e incluso ofrecer un tratamiento más preciso para algunas enfermedades severas. Solo que, a diferencia de su principal competidor, Science Corp y su implante cerebral emplean secuencias de luces LED.

Su prototipo consiste en una una película LED delgada, de 2 milímetros de ancho, implantada en la parte superior de la retina. Desde esta posición, el Science Eye puede procesar los patrones que el equipo le envía de forma inalámbrica y emitir señales visibles para las neuronas en el nervio óptico.

“Utilizamos una nanopartícula proteica para administrar un gen a algunas de las células del ganglio de la retina (nervio óptico), haciéndolas sensibles a la luz en una longitud de onda específica”.

Science Corp

El objetivo principal de los investigadores de Science Corp es tratar a pacientes con discapacidades extremas usando los patrones de luz de este implante cerebral. Sin embargo, aún faltan algunos años para poder realizar pruebas en humanos. Esto debido a que la compañía quiere evitar a toda costa algún daño en la retina a largo plazo.

¿Implante cerebral u ocular?

Así es el prototipo / Créditos: Science Corp

Max Hodak de momento solo piensa en el tratamiento de enfermedades en el cerebro. Pero eso no significa que esa sea la única utilidad del implante. 

En un experimento reciente en conejos, el Science Eye demostró que era capaz de tratar también la pérdida de visión. Así que puede que en un futuro este implante reemplace a las gafas convencionales o a los lentes de contacto.

Incluso se cree que podría usarse esta nueva tecnología para impulsar aún más la Realidad Virtual, transmitiendo imágenes y sensaciones directamente al cerebro.

Desde esta perspectiva, entonces Science Corp está creando un ojo biónico en lugar de un implante cerebral. Pero no podremos estar seguros de ello hasta que la compañía no obtenga la aprobación de la FDA para usar su prototipo en humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *