En los últimos años, las grandes tecnológicas nos han sorprendido con IAs capaces de seguir instrucciones extremadamente complejas en cuestión de segundos. Pero solo una de ellas, la compañía DeepMind anexa a Google, ha dado el siguiente paso hacia una inteligencia artificial con “mente propia”. 

La empresa ha creado un sistema que imita la forma en que las neuronas se conectan en el cerebro humano para aprender por su cuenta. Este sistema lleva su mismo nombre, DeepMind, y podría revolucionar el mundo de la informática en un par de años. No solo por el hecho de comprender cosas lógicas para un ser humano, como que el fuego quema, sino también porque reduce el gasto energético en los centros de datos. 

Si nunca has oído hablar sobre DeepMind o su inteligencia artificial, nosotros te explicaremos brevemente todo lo que necesitas saber al respecto. 

¿Qué es DeepMind?

Empecemos por lo básico. DeepMind, la inteligencia artificial, es una red neuronal convolucional. Eso quiere decir que está organizada de manera similar a la corteza visual, la parte del cerebro que procesa la información visual. Por lo tanto, puede imitar esta función esencial en los seres humanos.

Los estudiosos del comportamiento y el aprendizaje humano saben que los bebés comienzan a entender el mundo por medio de la mirada. Ellos se fijan en los objetos y procesan el modo en que se comportan para ir haciendo poco a poco conjeturas. De esta manera van desarrollando la capacidad de pensar y actuar por su cuenta.

DeepMind es básicamente un IA bebé creada a partir de un modelo llamado PLUTO ( Physics Learning Through Auto-encoding and Tracking Objects), que los científicos de Google desarrollaron un par de años antes.

Debido a que es un algoritmo de aprendizaje automático, no es necesario que se le den reglas específicas. DeepMind puede «aprender» combinando cantidades masivas de datos y patrones repetidos. Es por eso que hoy en día se utiliza para resolver problemas reales que a un humano o a una computadora tradicional le llevaría una enorme cantidad de tiempo descifrar. Como por ejemplo:

  • Generar nuevas conjeturas y teorías matemáticas.
  • Descubrir la estructura de las proteínas.
  • Crear modelos 3D.
  • Dar forma al plasma de hidrógeno dentro de un reactor de fusión.
  • O controlar el enfriamiento de los equipos y el gasto energético.

Aunque actualmente Google solo emplea la tecnología DeepMind, en particular esta inteligencia artificial, para monitorear sus centros de datos, controlar la voz de su asistente y colocar anuncios en Youtube. 

¿Cómo funciona la inteligencia artificial DeepMind?

DeppMind haciendo predicciones para un juego / Créditos: DeepMind

Este algoritmo de aprendizaje automático puede reconocer imágenes o características específicas, como una combinación de sonidos, para generar una respuesta automática. Ahora bien, ¿cómo lo hace?

Las redes neuronales profundas como DeepMind hacen esto ejecutando datos a través de una serie de capas conocidas como «capas ocultas». Cada capa asigna un valor a esos datos para poder realizar luego deducciones. 

DeepMind, en particular, posee tres capas de inteligencia artificial:

  • La primera, la capa convolucional, detecta las características más relevantes de la información utilizando un filtro conocido como «kernal». 
  • La siguiente capa, la de agrupación, reduce la complejidad de esos datos para poder almacenar solo lo esencial.
  • Y la última capa, la de salida, analiza esos datos para hacer predicciones futuras por cuenta propia.

Gracias a esto, el algoritmo puede no solo reconocer un tumor después de ver varias imágenes alusivas, sino también determinar si hay algún tumor presente.

Un futuro con DeepMind 

La IA de DeepMind ganó un premio millonario por crear un modelo 3D de la proteína de la malaria / Créditos: Science

Esta tecnología apenas tiene un par de años funcionando, pero ya ha batido varios récords. Entre ellos, uno que implicaba encontrar una nueva forma de hacer la multiplicación de matrices matemáticas, o el primer premio en un torneo de mundial de Go.

Sin embargo, los creadores de DeepMind consideran que su inteligencia artificial podría impulsar la transición hacia las nuevas tecnologías. Esto debido a que es capaz de regular el gasto energético de los equipos, determinar qué información ve la gente en redes sociales y establecer mejores métodos de diagnóstico en los hospitales.

Así que todo parece indicar que, en un par de años, escucharemos mucho más sobre el DeepMind.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *