Se dice que el 95% de los tratamientos para bajar de peso no funcionan, pero un estudio descubrió que eso no es del todo cierto.

Actualmente existen diferentes tipos de tratamientos para la obesidad que van desde la terapia cognitiva conductual hasta los medicamentos para bajar de peso.

Sin embargo, perder peso no sería la parte difícil del asunto. El problema que surge en la mayoría de los casos es que, al abandonar una dieta o se deja de tomar un medicamento para bajar de peso, el peso vuelve a subir.

A veces se piensa que las dietas y los tratamientos para bajar de peso no funcionan. Vía Pixabay.

Por eso a veces se piensa que las dietas para perder peso y los tratamientos para la obesidad no funcionan.

Pero, existen evidencias de que los programas de control de peso de grupos abiertos pueden ayudar a las personas a perder peso. Así también pueden ayudar a reducir la glucemia a corto plazo, pero poca evidencia de sus efectos más allá de los 2 años.

Respecto a esto, un estudio publicado en Lancet Public Health muestra lo que sucede con los tratamientos para la pérdida de peso después de los 5 años.

Obesidad y nutrición. Créditos: CLIKISalud.

Un estudio sobre la pérdida de peso

Actualmente, existen opciones de tratamientos eficaces para tratar el sobrepeso y la obesidad. Hasta existen pruebas sólidas de que los programas conductuales de grupo abierto para el control de peso ayudan a los adultos con sobrepeso y obesidad a perder peso y reducir la glucemia.

En un estudio, los investigadores controlaron a los voluntarios después de transcurrieran 5 años de que estos participaran del programa Weight Watchers para el control de peso.

Los científicos descubrieron que el peso de las personas había vuelto a subir pero, en promedio, también se mantuvo cierta pérdida de peso durante 5 años. Esa pérdida rondó los 2 kilogramos.

Las personas con sobrepeso y obsesidad deben lidiar con su propia biolobía y con su entorno. Vía Pixabay.

En estas personas, la pérdida de peso ayuda a reducir el riesgo de desarrollar diabetes, enfermedades cardíacas y otras enfermedades relacionadas con el peso. Pero, a veces, ese peso perdido se vuelve a recuperar, ¿por qué?

Esto se debe principalmente a una hormona secretada por la grasa llamada leptina. La leptina permite al cerebro llevar la cuenta de cuánta grasa hay en el cuerpo. Mientras más grasa tienes, más leptina se produce. Pero, cuando pierdes peso, el cuerpo detecta la pérdida de leptina.

Las personas con problemas de peso no solo deben lidiar con la resistencia del cuerpo de perder grasa y leptina. Sino que también deben afrontar su entorno donde la comida es el centro de todo y hasta se la usa como consuelo y recompensa. Por eso, las personas con sobrepeso y obesidad no solo deben batalla contra su propia biología, sino también con su entorno.

Referencias:

Effectiveness and cost-effectiveness of referral to a commercial open group behavioural weight management programme in adults with overweight and obesity: 5-year follow-up of the WRAP randomised controlled trial: https://doi.org/10.1016/s2468-2667(22)00226-2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *