Ahora que el planeta está pasando por cambios climáticos extremos, en el mundo digital parece mucho más prometedor. La idea de migrar a estos espacios digitales se ha vuelto finalmente una realidad, y Tuvalu podría ser el primer país en usar el metaverso como su segundo hogar… o tal vez como el único.

El ministro de esta pequeña nación en el Pacífico, Simon Kofe, anunció hoy que planea replicar las hermosas islas de Tuvalu en el ciberespacio y establecer un estado soberano allí. Su comunicado parece una declaración de guerra, pero realmente no lo es. La razón por la que planean crear un gemelo digital de su país es porque pronto el Tuvalu real podría desaparecer. 

Como muchas regiones insulares, este país se enfrenta a una gran amenaza: el incremento del nivel del mar. A medida que aumenta el calentamiento global, el mar crece a causa del derretimiento de los polos. Y esa crecida se lleva consigo extensas zonas costeras en las que viven los habitantes de las islas. 

Tuvalu es una de esas naciones profundamente afectadas por el cambio climático. Es por eso que las autoridades han decidido preservar su nacionalidad y cultura usando la tecnología disponible. 

Preservar culturas a través del metaverso: ¿es posible?

Simon Kofe no explicó en detalle cómo el país planea usar el metaverso para mantener viva su nación, al menos entre los habitantes que se han visto obligados a vivir en otro lugar. Pero sí nos dio algunas pistas al respecto.

Parece que el proyecto abarcará tres aspectos fundamentales:

  • Recrear el territorio físico, es decir, todas las playas y construcciones relevantes en la isla.
  • Establecer la soberanía de esa región virtual. 
  • Y fomentar la cultura de los tuvaluanos invitándolos a interactuar entre sí en el metaverso.

Desde el punto de vista tecnológico, ya es bastante fácil crear recrear paisajes hermosos como los de Tuvalu. Además, sabemos por experiencia que los espacios interactivos en internet acaban generando comunidades amplias en torno a un tema.

Por lo tanto, sí es posible preservar una cultura en el metaverso, con sus respectivos elementos: su idioma, normas y costumbres compartidas. De hecho, ya existe una prueba viviente de esa idea: una residencia electrónica de Estonia que ofrece servicios en línea.

Sin embargo, para este pequeño país en particular será todo un reto usar el metaverso.

El futuro de Tuvalu y de otros países a punto de desaparecer

Tuvalu en estos momentos / Créditos: Wired

Tuvalu tiene solo alrededor de 12.000 ciudadanos, y muchos no han usado nunca un aparato electrónico. Lo que significa que el gobierno tendrá que enseñarle a cada habitante, dondequiera que esté, a manipular las nuevas tecnologías para poder “volver a casar”.

Pero ese solo es uno de los problemas. El metaverso requiere servidores, centros de datos, enrutadores, dispositivos VR y pantallas. Toda esta tecnología tiene una huella de carbono oculta que podría ser un problema para el resto del mundo.

Así que, lejos de solucionar los efectos del cambio climático, esta idea podría empeorar aún más la situación. Y eso lo sabe perfectamente el ministro de Tuvalu.

De ser posible, él preferirían que todos lucharan para preservar el verdadero Tuvalu y detener el cambio climático. Es por eso que ha usado este anuncio como una excusa para dejar en claro que, si no hacemos algo, muchos países pequeños podrían desaparecer. 

Así que podríamos decir que este país planea usar el metaverso para llegar al resto de naciones y preservar su verdadera cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *