El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en el mundo, tanto en hombres como en mujeres, pero tendría un punto débil, según un nuevo estudio.

Investigadores del Cima Universidad de Navarra consiguieron que los tumores resistentes a la inmunoterapia respondieran finalmente al tratamiento. Sus hallazgos se encuentran en el último número de la revista científica Journal of Experimental Medicine.

El equipo de investigación identificó a DSTYK, una proteína quinasa no receptora dual de serina/treonina y tirosina, que sería el blanco a atacar para acabar con el cáncer de pulmón.

Además, los científicos encontraron un vínculo entre DSTYK y la autofagia, un proceso en el que las células destruyen su propio contenido para sobrevivir.

Progreso y estadificación del cáncer de pulmón. Créditos: Nucleus Health Videos – Español.

Según Luis Montuenga, investigador principal del estudio:

Se ha demostrado que la autofagia desempeña un papel central en la formación del tumor y en su progresión, ya que una vez establecido el tumor, la autofagia alimenta y apoya el crecimiento de las células cancerosas y contribuye a la resistencia a los fármacos, influyendo en la evasión inmunitaria del tumor

DSTYK, el punto débil del cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el tercer cáncer más común en los Estados Unidos, pero está primero en la lista de cánceres en cuanto a cantidad de muertes en ambos géneros. Según la Sociedad Americana Contra El Cáncer, estos son los números para el cáncer de pulmón en 2022:

  • Se diagnosticarán alrededor de 236,740 nuevos casos de cáncer de pulmón (117,910 hombres y 118,830 mujeres).
  • Alrededor de 135,720 personas morirán a causa de cáncer de pulmón (68,820 hombres y 61,360 mujeres).

Debido a su gravedad, es uno de los cánceres más estudiados por la ciencia y el objetivo de la mayoría de los investigadores es encontrar la manera de combatirlo y acabarlo. Este es el caso de los investigadores españoles que descubrieron el punto débil del cáncer de pulmón.

Las células tumorales se vuelven más débiles si se inhibe a la proteína DSTYK. Vía iStock.

En su estudio, los científicos descubrieron que la proteína DSTYK es reguladora de la autofagia. Pero, al inhibir a esta proteína en tumores inmunes al tratamiento, se previene la autofagia.

Con la inhibición de DSTYK, el proceso de autofagia colapsa y las células tumorales se vuelven más sensibles a la inmunoterapia. Además, este hallazgo permite predecir si un paciente no responderá a la inmunoterapia.

Los investigadores llaman a su descubrimiento «nueva diana terapéutica en cáncer de pulmón». De ahora en más, el objetivo es desarrollar fármacos y pruebas clínicas para ayudar a más pacientes a conseguir los beneficios de los tratamientos basados en el sistema inmunitario.

Además,

Referencias:

DSTYK inhibition increases the sensitivity of lung cancer cells to T cell–mediated cytotoxicity: https://doi.org/10.1084/jem.20220726

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *