Ayer, 15 de noviembre de 2022, fue un hito en la historia de nuestro planeta pues llegamos a las 8 mil millones de personas. Esta cifra fue reconocida oficialmente por la ONU, que considera a este acontecimiento como trascendental para la humanidad. A pesar de que haya cada vez más nacimientos, el mundo está envejeciendo y hay cada vez menos jóvenes.

Para la ONU, que la población haya superado los 8 mil millones de habitantes «no es motivo de temor». Pero hay quienes consideran que la sobrepoblación del mundo es motivo de preocupación porque los recursos serán insuficientes para mantener tantas vidas.

Ahora que somos más de 8 mil millones de personas, ¿no habrá suficientes recursos para mantener tantas vidas? Vía Depositphotos.

Sin embargo, la ONU también ha anunciado que, incluso en un mundo que crece en población, estamos viendo una desaceleración de las tasas de fertilidad y el envejecimiento de la población. Lo que quiere decir que nos estamos volviendo viejos, mientras que hay cada vez menos jóvenes en el mundo.

Conforme a los datos de Our World in Data, el ser humano promedio es más viejo que décadas pasadas. En 2022, la edad promedio mundial es de 30,2 años, mientras que en 1974 la edad promedio era de 20,6. Pero, en ese entonces, la población mundial solo alcanzaba la mitad de lo que es hoy.

La población mundial alcanza las 8 000 millones de personas. Créditos: Eronews (en español).

La población envejece, pero ¿qué más hay detrás?

La población se vuelve más vieja, en esto hay ventajas y desventajas. Que la población envejezca signfica que las personas viven cada vez más que antes. Pero, también tienen menos hijos. Además, en familias más pequeñas, las mujeres tienen más a acceder a una atención de la salud reproductiva y también pueden asegurarse de que sus hijos vivirán más.

Sin embargo, el envejecimiento de la población tiene sus desventajas. Al haber más personas mayores, la economía se puede ver afectada ya que hay cada vez menos fuerza laboral activa. Por lo tanto, el crecimiento económico se verá atrofiado.

Actualmente, las mujeres dan a luz, en promedio, a 2,4 niños a lo largo de su vida. Mientras que en 1974, la cifra era de 4,3 niños.

Los países de altos ingresos tienen tasas de natalidad muy bajas. Vía Depositphotos.

Pero, a pesar de esos números, actualmente hay tantos nacimientos como para reemplazar a nuestra generación. Países de África subsahariana poseen el doble del promedio mundial con 4,6 nacimientos por mujer. Esto equilibra la balanza, puesto que el 60% de la población vive en países que están en o por debajo de la tasa de fertilidad de 2,4 niños, según los datos de la ONU.

En contraste, los países de altos ingresos están viendo cómo la tasa de natalidad va en caída por la disminución de las tasas de fertilidad.

Referencias:

The world is getting older and growing slower: https://www.axios.com/2022/11/14/global-fertility-rate-decline-population-un-8-billion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *