Los gatos son animales bastante saludables e higiénicos, pero debes tener presente que también pueden verse afectados por virus mortales como el sida. Ni siquiera su excesiva rutina de limpieza puede evitar la aparición de esta enfermedad que debilita el sistema inmune. 

Cabe aclarar que el tipo de virus al que nos referimos no es el mismo que ocasiona el famoso VIH en los humanos. Existe un lentivirus que solo afecta a los felinos y ocasiona lo que se conoce como “Síndrome de Inmunodeficiencia Felina” o simplemente VIF. Así que se trata de un patógeno completamente diferente, aunque la enfermedad se desarrolle de forma similar.

Si es la primera vez que escuchas este término, y te preocupa la salud de tu gato, no desesperes. Aquí te explicaremos todo lo que debes sabes sobre el tema, desde su aparición, hasta los síntomas y posibles tratamientos en caso de que convivir con un gato positivo en VIF.

¿Cómo se contagia el sida en los gatos?

Vía Pixabay

Empecemos con algunos datos básicos. El sida felino, al igual que el VIH, se adquiere. Un gato infectado puede pasar fácilmente el lentovirus a otro gato sano a través de la saliva, la leche materna u otros fluidos. 

Los expertos estiman que los felinos adultos sin esterilizar son los primeros en tener este tipo de sida, así como los más propensos a pasarlo a otros gatos. Esto debido a que, cuando están en celo, suelen montar a varias hembras a la vez y pelear con otros machos.

Sin embargo, algunos gatos castrados también pueden ser portadores del VIF. Estos suelen heredar el virus sin desarrollar el sida en cuestión. Aquí todo depende de las defensas que tenga el gato al momento del contagio: si son muy débiles, es probable que el virus avance y se convierta en un problema de salud importante. 

Cómo detectar el VIF: síntomas y consecuencias

Vía ixabay

Los gatos pueden tener un virus muy diferente al de los humanos, pero los síntomas son bastante similares una vez que desarrollan el sida. Aunque ten en cuenta que su desarrollo es lento, por lo que tu gato no tendrá síntomas hasta varios meses o años después del contagio.

Podemos darnos cuenta de que algo va mal cuando aparecen los siguientes problemas físicos:

  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito y de peso.
  • Glangios linfáticos inflamados.
  • Encías hinchadas o con sangre. 
  • Conjuntivitis.
  • Diarrea o problemas intestinales.
  • E infecciones recurrentes: ya sean virales como una gripe, o bacterianas.

¿Por qué ocurre esto? El sida felino, al igual que el VIH, destruye las únicas defensas del gato: los glóbulos blancos o linfocitos-T. Como resultado, el sistema inmune comienza a debilitarse progresivamente hasta que el animal no puede hacerle frente a las infecciones. Es por eso que empiezan a aparecer problemas en todo el organismo que, si no se tartan a tiempo, pueden ser mortales.

Tener que cuidar a un gato con sida felino, ¿hay riesgos?

Vía Pixabay

Si sospechas que tu compañero felino puede tener esta enfermedad, es vital que acudas cuanto antes al veterinario. Existen webs para chequear los síntomas en casa, pero solo un profesional puede detectar el VIF con una prueba de laboratorio. 

Aclarado esto, vayamos entonces a los cuidados. Si bien tu gato puede tener sida felino, eso no significa que vivirá todos los días cansado o deprimido. Puedes controlar los síntomas y la aparición de infecciones letales con medicamentos antibióticos y antimicrobianos. 

El veterinario te dará los suplementos que necesites, junto con una dieta calórica personalizada para enfrentar el deterioro que sufre su organismo. 

Usualmente los gatos positivos en sida felino suelen tener una vida normal y duradera, aunque todo depende de cada caso.

Sin embargo, si lo que te preocupa es que tu gato infectado te contagie el VIF, permítenos decirte que eso nunca pasará. El sida felino, como su nombre indica, es una enfermedad exclusiva de los gatos. Puede contagiarse entre un felino y otro, pero no puede llegar a los humanos ya que se trata de un virus diferente.

¿No hay forma de prevenir esta enfermedad?

Una vez que el gato está infectado, no imposible curarlo. El minino tendrá que convivir con eso toda su vida. Pero afortunadamente hay formas de evitar que los gatos puedan tener sida felino o VIF.

  • Puedes aumentar sus defensas con una dieta centrada en la carne y limitando los alimentos crudos.
  • También puedes evitar que tu gato comparta bebedero o comedero con otros gatos que podrían estar infectados.
  • Y puedes realizar análisis de sangre periódicos para comprobar su salud. 

La meta de los veterinarios es crear algún día una vacuna para el sida felino. Pero, mientras eso no ocurre, tú eres el que debe procurar que tu gato esté saludable y seguro en casa.

Referencias:

Así actúa el Virus de la Inmunodeficiencia Felina o Sida felino https://www.animalshealth.es/mascotas/asi-actua-el-virus-de-la-inmunodeficiencia-felina-o-el-sida-en-gatos 

¿El SIDA felino se contagia a humanos? – aquí la respuesta https://www.mundodeportivo.com/uncomo/animales/articulo/el-sida-felino-se-contagia-a-humanos-aqui-la-respuesta-46999.html?amp=1 

Virus de Inmunodeficiencia Felina https://banfield.com.mx/blog/articulos-noticias/15-vacunaciones/96-virus-de-inmunodeficiencia-felina#:~:text=Antecedentes,permanente%20en%20los%20gatos%20afectados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *