Los dispositivos de realidad virtual (VR) planean cambiar por completo la experiencia de los pacientes en rehabilitación. 

Por lo general, para estimular el cuerpo de una persona lesionada, los fisioterapeutas realizan rutinas bastante “peculiares”. Algunos le piden a los pacientes que caminen en línea recta, otros que corten verduras y, los más convencionales, que entrenen los músculos con pesas o bolas de pilates. Estos ejercicios buscan reforzar el equilibrio, la cognición y la coordinación del cuerpo, pero, siendo honestos, son bastante aburridos. 

Es por eso que ahora una compañía llamada Penumbra está probando una plataforma de rehabilitación en el mundo digital para mejorar esa rutina y, además, motivar a las personas afectadas en tiempo real. 

“La experiencia inmersiva inspira y desafía a los pacientes a aprovechar al máximo su terapia”.

Penumbra
Pacientes usando el RealSystems de Penumbra / Créditos: Penumbra

Este “metaverso médico” de la serie Y de RealSystems, está diseñado para dirigir los movimientos del paciente a través de sensores en la parte superior e inferior del cuerpo. Mientras que la persona viaja por un mundo maravilloso en el que puede moverse con libertad, los terapeutas estimulan el cuerpo a través de movimientos leves en la vida real. 

Nunca antes se había planteado el uso de dispositivos de realidad virtual en el mundo de la rehabilitación. En esencia, porque se pensaba que era una forma de “engañar” a los pacientes con un mundo falso en el que todo era posible. Pero ahora Penumbra ha confirmado que esa es una gran mentira: la VR simplemente hace más divertida la experiencia, y por ende, ofrece mejores resultados.

La realidad virtual como una herramienta de rehabilitación

Cuando pensamos en un metaverso, lo primero que se nos viene a la cabeza son personas que usan avatares para participar en eventos virtuales, usar ropa única o compran bienes. En definitiva, un lugar para experimentar cosas que nunca encontrarán en el mundo real.  

Sin embargo, la propuesta de Penumbra es muy diferente a lo que imaginamos. Ellos no han desarrollado un juego de realidad virtual para los pacientes en rehabilitación, sino un mecanismo terapéutico apoyado en las tecnologías emergentes. 

Su dispositivo consta de un auricular y cinco sensores corporales para las extremidades. No le permite a los pacientes comprar ni adquirir bienes, pero ofrece algo mucho mejor: la posibilidad de moverse de una manera que no lo habían hecho antes. 

“No queremos que la gente viva en un mundo falso. Somos una empresa de salud, buscamos que las personas mejoren y regresen a su vida diaria”.

Penumbra

Penumbra cree que su dispositivo podría ayudar a los pacientes que a menudo son reacios a moverse por miedo al dolor. También a aquellos que no se atreven a desafiarse a sí mismos en el mundo real, por lo que acaban abandonando la terapia por completo.

En este sentido, los beneficios de la realidad virtual en la medicina son bastante claros:

  • Mejorar la neuroplasticidad del cerebro a través de actividades.
  • Desarrollar rutinas personalizadas que avancen junto con el paciente.
  • Y estimular su motivación.

¿El futuro de la rehabilitación está en la VR?

Así es el metaverso de Penumbra / Créditos: Penumbra

En una encuesta de YouGov, más de 80 fisioterapeutas dijeron que el sector se enfrenta a mayores desafíos. Entre ellos, la aparición de enfermedades raras que requieren mejores tratamientos, o la calidad de atención que exigen los pacientes ahora. 

Por lo tanto, consideran que la VR puede ayudar a mejorar esta situación. Principalmente porque los pacientes en rehabilitación están realmente comprometidos con la realidad virtual y con el metaverso, al igual que todos nosotros.

Así que puede que en un par de años los ejercicios de rehabilitación sean más digitales que peculiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *