El fibroma uterino llamado leiomioma (LM) es el tumor ginecológico benigno más común entre las mujeres en edad reproductiva ya que afecta al 80 % de ellas. Es más, es probable que desarrollen al menos un fibroma de este tipo a los 50 años. En varias investigaciones se ha especulado que el crecimiento de estos fibromas uterinos está vinculado con sustancias químicas presentes en productos que se usan cotidianamente.

Pero, por primera vez, unos científicos de la Universidad de Northwestern encontraron la razón detrás del crecimiento de este tipo de fibromas uterinos. Una cuarta parte de las mujeres que desarrollan fibromas uterinos tienen síntomas como: hemorragias uterinas excesivas e incontroladas, anemia, abortos, infertilidad y grandes tumores abdominales que requieren cirugías difíciles.

Los responsables de causar estos fibromas serían los ftalatos ambientales (sustancias químicas tóxicas que se encuentran en productos de consumo cotidiano). Estas sustancias están presentes en numerosos productos industriales y de consumo. Pero, además, se han detectado en suministros médicos y alimentos. Es decir, están prácticamente en todas partes. Se las puede encontrar en envases de alimentos, productos para el cabello y hasta en los maquillajes.

Sin embargo, a pesar del daño que pueden llegar a hacer a los tejidos humanos, estas sustancias no están prohibidas.

Fibromas y miomas uterinos. Créditos: Doctor Marcelo Velit.

Fibromas uterinos y ftalatos

En el reciente estudio, el equipo descubrió que las mujeres que estaban más expuestas a ciertos ftalatos como el DEHP (Ftalato de bis(2-etilhexilo)) y sus metabolitos tienen un alto riesgo de tener un fibroma sintomático.

El DEHP se utiliza para aumentar la durabilidad de los productos tales como cortinas de baño, tapicería de coches, fiambreras, zapatos, etc.

Anteriores investigaciones ya habían asociado la exposición a los ftalatos con el crecimiento de fibromas uterinos. Pero, en el reciente estudio, los investigadores detectaron los mecanismos subyacentes a este vínculo.

En específico, los científicos encontraron que la exposición al DEHP puede activar una vía hormonal (triptófano-quinurenina-AHR) que a su vez activa un receptor de respuesta ambiental (RRA) para que se una al ADN y provoque un mayor crecimiento de los tumores fibroides.

Durante el estudio, los investigadores solo abordaron la exposición a los ftalatos en la vida adulta. Sin embargo, la exposición a ftalatos en el útero o antes de la pubertad también puede predisponer a las mujeres al desarrollo y crecimiento de fibromas.

Los científicos esperan que estos hallazgos abran nuevas vías de investigación sobre el crecimiento de fibromas uterinos que ayuden al desarrollo de tratamientos y nuevas estrategias de prevención de la enfermedad.

Referencias:

Mono-(2-ethyl-5-hydroxyhexyl) phthalate promotes uterine leiomyoma cell survival through tryptophan-kynurenine-AHR pathway activation: https://www.pnas.org/doi/10.1073/pnas.2208886119

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *