Se estima que los ingresos de la industria de la realidad virtual, o VR, crezcan de $12 mil millones a $100 mil millones en los próximos cinco años. Esto puede ser positivo, por un lado, pero bastante negativo en otro extremo. Decimos esto porque los desarrolladores de estas aplicaciones, para aprovechar la demanda, solo sacan el producto sin probarlo por completo. Eso hace que los usuarios queden expuestos a una serie de riesgos de seguridad en el metaverso.

El profesor de ciberseguridad de LSU, Abe Baggili, es una de las primeras personas en el mundo en estudiar la seguridad de los sistemas de realidad virtual inmersiva. Y, por supuesto, en brindar soluciones a esta industria.

De acuerdo con Baggili: «Todos deben ser conscientes de que toda la tecnología tiene riesgos de seguridad. Una vez que alguien puede acceder a su dispositivo, potencialmente puede robar su dinero al acceder a sus cuentas bancarias y de tarjetas de crédito y causar estragos en su vida».

Estos son los riesgos de seguridad en el metaverso a los que se pueden enfrentar los usuarios

Baggili, sus estudiantes de ciberseguridad y Martin Vondráček, investigador de seguridad, descubrieron algo importante. Lo hicieron al probar una popular aplicación social y de entretenimiento XR. Una que es utilizada principalmente por personas para ver películas con otras en un entorno virtual. Su objetivo era ver si podían piratear los auriculares y las computadoras de los usuarios. En otras palabras: hallar los riesgos de seguridad de ese metaverso. Esto es todo lo que lograron hacer:

  • Lograron hacerse cargo de los auriculares VR de un usuario, mirar su pantalla, encender su micrófono e instalar un virus en su computadora, todo sin que ellos lo supieran
  • También pudieron ingresar a la sala virtual usando un dispositivo diferente y no detectado y actuar como un mirón invisible virtual.
  • Cuando piratearon el auricular y cámara de realidad virtual, los investigadores desorientaron a los usuarios: eliminaron los límites físicos para que caminaran contra las paredes o se cayeran por las escaleras en la realidad.

Por fortuna, la empresa que desarrolló la aplicación de realidad virtual que Baggili y sus estudiantes probaron aceptaron todas las recomendaciones que los investigadores proporcionaron. Ahora los desarrolladores y científicos ahora pueden usar las herramientas que desarrollaron los investigadores para crear un software de realidad virtual seguro.

Kavya Pearlman, fundadora e investigadora de seguridad, señala: “Esta investigación es fundamental para identificar las debilidades de seguridad en las aplicaciones populares de XR. Necesitamos que los legisladores y las organizaciones conozcan el daño potencial que puede causar y exigir a las empresas que desarrollan estas nuevas tecnologías que encuentren el equilibrio adecuado entre seguridad, privacidad y seguridad, antes de que adopción masiva».

niños en metaverso
Vía Pexels

¿Es posible unirse al metaverso de forma segura?

Estos son algunos de los consejos que da Baggili para mantenerse a salvo de los riesgos de seguridad que están presentes en el metaverso:

«Sé diligente y comprende que la nueva tecnología tiene consecuencias tanto positivas como negativas. Opta por no confiar siempre en ella y utilízala como si fueras un científico: experimenta con las cosas, sé muy crítico con la tecnología que estás usando y trata de entender lo que están haciendo con sus datos».

No hay muchas plataformas en las que los usuarios puedan informarse sobre estas nuevas tecnologías. Al respecto, Baggili comenta: «Reaccionamos a esto llamando la atención del público sobre nuestra investigación en los medios globales. Nuestra esperanza es que ayude a crear conciencia sobre la realidad virtual, sus fortalezas y también sus peligros asociados».

Esto es importante, ya que hay muchos niños y jóvenes utilizando estas aplicaciones y auriculares de realidad virtual. Por tanto, garantizar las medidas de seguridad es aún más importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *