Una nueva investigación acaba de revelar que los rayones en las sartenes antiadherentes de teflón pueden liberar microplásticos. Estas sustancias son dañinas para la salud de las personas.

El uso diario de las sartenes antiadherentes, el lavado continuo o el empleo de utensilios no adecuados pueden dañar la superficie de teflón. Pero, la consecuencia de ello se ve reflejada en los rayones de la superficie de las sartenes de teflón que van liberando microplásticos y nanoplásticos, según descubrieron en el estudio publicado en Science of The Total Environment.

Con el uso, las sartenes de teflón van ganando rayones y rasguños. Pero, esto puede ser contraproducente. Vía Depositphotos.

Los investigadores a cargo de estos hallazgos son de la Universidad de Newcastle y de la Universidad de Finders. Ellos realizaron su estudio con el fin de obtener información sobre los peligros potenciales del uso de teflón cuando hay un rasguño o cualquier rastro de recubrimiento roto.

Lo que un rasguño en el teflón puede hacer

Mediante imágenes Raman, los investigadores pudieron escanear sartenes de teflón que contenían rasguños y rayones. A pesar de lo difícil que es rastrear las partículas de teflón y los microplásticos, aún así los investigadores pudieron detectar que incluso el menor rasguño en la sartén de teflón puede liberar más de 9,000 partículas de plástico.

Además de las imágenes Raman, el equipo también recurrió a algoritmos que les permitió extraer las señales débiles de los microplásticos de teflón y también de los nanoplásticos.

Luego, con la información que iban obteniendo con los algoritmos, crearon varias imágenes que posteriormente fusionaron en una.

Los microplásticos y nanoplásticos son dañinos para la salud de las personas. Vía iStock.

Estos algoritmos facilitaron un descubrimiento igual de sorprendente que el anterior: un recubrimiento roto del teflón puede dar lugar a la liberación de 2 300 000 microplásticos y nanoplásticos.

Los investigadores quedaron preocupados por estas cifras, ya que el teflón pertenece a la familia de sustancias perfluoradas y polifluoradas (PFAS, por sus siglas en inglés). Estas sustancias son nocivas si se ingieren, lo que podría significar un problema para la salud.

Hasta el día de hoy, hay escasos estudios sobre el impacto de los microplásticos a la salud humana. Pero, esas pocas investigaciones concuerdan en que existe un riesgo potencial de aumento de presión arterial, en especial en las embarazadas. A los microplásticos también se les atribuye el aumento del colesterol. Así también los cambios en el hígado e incluso una respuesta reducida a las vacunas en los niños.

Estos hallazgos son un motivo más de preocupación sobre la cantidad de productos químicos a lo que estamos expuestos diariamente. Por desgracia, las sartenes de teflón también están aportando su parte en esto.

Referencias:

Raman imaging for the identification of Teflon microplastics and nanoplastics released from non-stick cookware: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S004896972205392X

One Scratch on a Nonstick Pan Can Release 9,100 Plastic Particles, New Study Finds: https://www.eatthis.com/teflon-pan-unsafe-study/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *