Los tratamientos clínicos actuales para la pérdida muscular traumática, una lesión involuntaria que ocasiona debilidad y problemas motrices, son la fisioterapia y la transferencia de tejido autólogo. Pero eso pronto podría cambiar gracias a las nuevas tecnologías, con la ayuda de un nanochip inofensivo que puede tratar la pérdida muscular en una fracción de segundo.

Seguramente te estarás preguntando cómo, pues te diremos el secreto de este nuevo invento desarrollado por los investigadores de la Universidad de Indiana: la nanotransfección de tejidos.

La nanotransfección de tejidos es una técnica de reprogramación celular que permite generar cualquier tipo de célula que sea de interés para efectuar distintos procedimientos médicos. 

Este nanochip, en concreto, puede reprogramar el tejido cutáneo para que se convierta en vasos sanguíneos y células nerviosas. Esto mediante una descarga de corta duración sobre la piel.

La carga eléctrica del pequeño chip crea nanoporos en la piel, lo que permite que el material genético ingrese sin vectores virales. Así que estamos ante una tecnología mínimamente invasiva que podría rescatar un músculo sin poner en riesgo al paciente. 

Sin duda, un gran avance para la medicina moderna y para el campo de la nanotecnología. Aunque, por ahora, los investigadores solo han probado este dispositivo de bolsillo en los ratones. 

¿Cómo trata este nanochip la pérdida muscular?

El equipo resume el funcionamiento del nanochip en su estudio publicado en el Regenerative Medicine. 

Ellos descubrieron que era posible generar tejido muscular a partir del material genético de la piel. Así que desarrollaron un dispositivo que pudiera alterar el material genético de las capas dérmicas para impulsar la reparación y regeneración muscular.

Una vez creado el dispositivo, del tamaño de un dedo humano, los investigadores evaluaron la nanotransfección de tejido como terapia durante siete días. 

Para su sorpresa, el nanochip resultó ser más eficaz de lo que habían considerado al tratar la pérdida muscular de los ratones. En un par de horas, el músculo de los roedores creció entre un 20 y un 30%. Además, dispositivo mínimamente invasivo reprogramó con éxito el tejido in vivo que extrajeron en el laboratorio. 

El nanochip penetró profundamente en la dermis y provocó una reprogramación miogénica en los ratones / Créditos: Universidad de Indiana

Al final del experimento, lo que vieron los investigadores no fue un hueso de ratón cubierto por una fina capa de tejido, sino un muslo lleno de vasos sanguíneos y nervios. Razón por la cual concluyeron que la tecnología de nanotransfección de tejidos, y en particular este nanochip, marcarán una diferencia en la medicina regenerativa. 

“Nos alienta saber que esta tecnología ayudará a la entrega de genes, la edición de genes y la reprogramación de tejidos in vivo».

Chandan Sen, director del Centro de Medicina e Ingeniería Regenerativa de la Universidad de Indiana

La pérdida muscular traumática es una de las lesiones más comunes después de un accidente o una cirugía, y puede afectar entre un 20% y un 90% de la función muscular. Así que proyectos como este son bien recibidos.

Este nanochip para tratar la pérdida muscular podría marcar el inicio de una relación mucho más estrecha entre la ciencia y la tecnología. 

Referencias:

Myogenic tissue nanotransfection improves muscle torque recovery following volumetric muscle loss https://doi.org/10.1038/s41536-022-00259-y 

Silicon nanochip could treat traumatic muscle loss https://phys.org/news/2022-11-silicon-nanochip-traumatic-muscle-loss.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *