La música es una curiosidad biológica: no nos alimenta, no nos protege ni tampoco nos ayuda a reproducirnos, pero aún así la amamos. Nuestro cuerpo se mueve instintivamente con cada canción, da igual el idioma, el ritmo o el vocalista. Pero, curiosamente, los bajos son los que nos hacen bailar más. 

Con “bajos” no solo nos referimos al instrumento en sí, sino también al resto de sonidos de baja frecuencia que aparecen en las canciones. 

En la industria musical, estos graves usualmente son solo un acompañamiento para los agudos y el vocalista. Esto debido a que resultan imperceptibles para el oído humano, al menos en su mayoría. Sin embargo, para los espectadores un buen solo de bajo es ideal para sacar a la luz nuevos pasos de baile

¿Y cómo sabemos esto? Un grupo de investigadores en Canadá estudió la relación que había entre las bajas frecuencias y el baile, en un intento por comprender por qué nos gusta tanto la música. Fue así que llegaron a la conclusión de que, cuántos más bajos haya en una canción, más personas bailarán.

Los bajos vs. los agudos

Vía Wikimedia

Primero aclaremos algunos conceptos básicos. Las frecuencias auditivas representan el número de veces por segundo que se repite una onda sonora. Estas frecuencias se miden en decibelios (dB). Mientras más decibelios tiene un sonido, más aguda es la frecuencia. Por el contrario, los sonidos que emiten menos decibelios son los que menos ondas sonoras repiten, y como tal, son difíciles de percibir. 

Los sonidos de baja frecuencia se encuentran en el límite inferior de nuestra audición humana. A una frecuencia lo suficientemente baja, podríamos no escucharlos en absoluto. Pero, pese a ello, todavía podemos sentir sus efectos en nuestro cuerpo.

El equipo de Canadá comprobó esto al recrear un concierto de música electrónica dentro de uno de sus laboratorios. Cuando el DJ encendió los bajos, la multitud se volvió loca y empezó a bailar con más entusiasmo.

Los resultados de su estudio sugieren que los participantes bailaron casi un 12 % más cuando los investigadores introdujeron un bajo de muy baja frecuencia. 

«No sabemos cómo ocurrió ese cambio de actitud, pero estaba impulsando sus movimientos”.

Daniel Cameron, el neurocientífico que dirigió el estudio

Esto confirma que existe una relación evidente entre los bajos y la danza. Prácticamente un vínculo especial que nunca antes había sido estudiado, aunque en muchas culturas y tradiciones se sabe que los instrumentos de baja frecuencia son los que dan “poder” a la música.

¿Por qué las canciones con bajos nos hacen bailar más?

Vía Pixabay

Para llegar a tales resultados, el equipo tuvo que colocarle a cada participante un par de sensores de movimiento en la cabeza. Esto con la finalidad de monitorear sus pasos de baile. 

Además, encendieron y apagaron los altavoces intermitentemente durante el concierto para comprobar que el sonido bajo era en verdad indetectable. Gracias a este meticuloso procedimiento, llegaron a una hipótesis que podría explicar por qué los bajos nos hacen bailar más. 

Su teoría es que, incluso cuando no se detecta, el bajo estimula los sistemas sensoriales del cuerpo, como la piel y el sistema vestibular que compone el oído interno. Estos sistemas tienen una conexión muy estrecha con el sistema motor, responsable del movimiento. Por lo tanto, los sonidos graves parece que le dan al sistema motor un pequeño impulso inconsciente. 

Los investigadores esperan verificar esta hipótesis en futuros experimentos, pues eso los acercará al objetivo principal: descubrir por qué amamos la música al punto de bailar con ella. 

Pero, sea cual sea el resultado de sus próximos experimentos, es evidente que los bajos nos hacen bailar más. Así que utiliza este valioso descubrimiento a tu favor para darle vida a tus fiestas de ahora en adelante o para moverte un poco más en los conciertos.

Referencias:

Dancers pick up the pace on a bass beat — even though it’s inaudible https://doi.org/10.1038/d41586-022-03588-6 

Science confirms: To light up the dance floor, turn up the bass https://www.thehindu.com/sci-tech/science/science-confirms-to-light-up-the-dance-floor-turn-up-the-bass/article66110271.ece

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *