Elon Musk ya ha dejado claro con sus recientes ideas que el camino de Twitter va a tomar una dirección distinta a lo usual. Sin embargo, algo que casi nadie esperaba, es que la relación del CEO con sus empleados fuera también un tema de conversación: y es que Musk está teniendo un trato inhumano con los empleados de Twitter.

Algo que sorprende un poco viniendo de un multimillonario que ya tiene varias empresas bajo la manga. ¿Por qué tanto despotismo con los empleados de una plataforma de redes sociales? ¿Podría ser porque esto es algo nuevo para Musk y está dejándose llevar por la presión? Quizás nunca encontremos una respuesta, pero a continuación les contaremos lo que ha hecho y podremos luego sacar conclusiones.

El primer acto inhumano de Musk: despedir casi a la mitad de los empleados de Twitter a pesar de haber prometido que no sucedería

Desde hace un tiempo, los empleados de Twitter se habían estado preparando para lo inevitable: su despido. Pero lo abrumador de todo son los detalles que comienzan a filtrarse sobre cuántas personas podrían salir afectadas. Y es allí donde la palabra “inhumano” resalta para describir el trato de Musk hacia Twitter.

A través del medio de The Verge, nos enteramos que Musk se reunirá con asesores, incluido el exejecutivo de PayPal, David Sacks. ¿Para qué? Pues con el objetivo de finalizar un plan para despedir a aproximadamente 3800 empleados. Por otro lado, Bloomberg señaló que se eliminarían 3700.

De acuerdo con Bloomberg, el plan sería el siguiente:

  • Informar el viernes a los empleados sobre los despidos.
  • Darles a los trabajadores afectados 60 días de indemnización.

Otras acciones que podrían venir en camino, según Bloomberg:

Se rumorea que Musk también planea poner fin a la política de Twitter que le permitía a los empleados trabajar desde casa «para siempre».

Esto se alinearía a la perfección con los mensajes de texto que hemos visto de otro asesor, Jason Calacanis. Donde se sugiere cortar el trabajo remoto para estimular las salidas voluntarias. Hecho que coincide, por supuesto, con su postura contra el trabajo remoto en Tesla.

empleado Twitter
Vía Unsplash

El segundo acto igual de reprobable de Musk: presionar tanto a los empleados al punto de hacerlos dormir en la oficina

La presión sobre el equipo de producto de Twitter salió a la luz gracias a un hilo de Twitter que compartió Esther Crawford, directora de Product Management de Twitter. Para la sorpresa de todos, ella justifica dormir en la oficina de la compañía.

Cuando leemos el hilo de Esther Crawford, observamos una foto de ella en una bolsa de dormir y un antifaz. Crawford explica que «hacer cosas difíciles requiere sacrificio (tiempo, energía, etc.)». Y, como su puesto es muy importante, dice que le está dando el ejemplo a sus empleados estando allí y que quiere mantener al equipo desbloqueado.

De esta forma justifica el dormir en la oficina de Twitter para cumplir con las demandas de Musk: «Este no es un momento normal en el tiempo. Estamos a menos de 1 semana de una transición comercial y cultural masiva. Las personas lo están dando todo en todas las funciones: producto, diseño, ingeniería, legal, finanzas, marketing, entre otros».

Y, para sorpresa de muchos de los que conocemos la explotación laboral, Crawford dice estar «orgullosa de la fuerza y la resiliencia» del equipo tras esta «loca adquisición».  La presión es grande si los empleados deciden quedarse a dormir para conservar sus puestos y empleo.

La fuerza laboral de una compañía es posible gracias a los empleados que forman parte de ella, la pregunta es: ¿podrán los empleados de Twitter seguir resistiendo el trato inhumano de Musk por más tiempo? Ya pronto veremos documentales sobre esto o películas basadas en la locura que Musk trató de hacer aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *