Antropólogos de la Universidad de Nueva York han indagado sobre el impacto del embarazo y la lactancia en los huesos de las hembras primates.

En concreto, los investigadores estudiaron los huesos de macacos y en especial de las hembras que habían sido madres. Después de haber hecho análisis, el equipo encontró que las madres macacos poseían concentraciones más bajas de calcio, magnesio y fósforo en sus huesos en comparación otros individuos que no habían pasado por un embarazo. Estos cambios estarían vinculados directamente con el embarazo, el parto y la lactancia.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la revista PLOS ONE y cambia la comprensión científica del impacto del embarazo en el cuerpo y los huesos de las hembras primates. Pero, como el estudio no abarcó a los humanos, quizás esos cambios no sean los mismos en las hembras de nuestra especie. Incluso así, este descubrimiento informa sobre lo que la reproducción puede hacer en los tejidos óseos de los primates en general.

Vía Depositphotos.

La reproducción cambia el cuerpo de las hembras primates

Normalmente la densidad ósea se pierde con la edad, pero también hay eventos importantes de la vida como la reproducción o la menopausia que pueden hacer que los huesos se resientan más.

En algunos estudios se encontró que las mujeres humanas extraen calcio de sus huesos durante el embarazo cuando la ingesta de este nutriente no es suficiente. Por lo tanto, la densidad, la composición y la masa equelética se ve afectada.

Algo similar ocurre durante la lactancia, pues el torrente sanguíneo reabsobe el calcio de los huesos para crear una leche más nutritiva.

En el reciente estudio buscaron evidencias de estos cambios óseos en las hembras primates como consecuencia de la reproducción.

Con el análisis de huesos de macacos, tanto de hembras como de machos, los investigadores pudieron obtener la tasa de crecimiento de los huesos. También tuvieron en cuenta la información sobre la salud y el historial reproductivo de estos primates. Esto permitió a los científicos relacionar los cambios óseos con los acontecimientos vitales.

Mediante el uso de microscopía electrónica y rayos X, los científicos midieron la composición ósea y los cambios en los niveles de calcio, oxígeno, calcio, sodio y magnesio en estos primates.

De esta manera descubrieron que en las hembras que habían dado a luz los niveles de calcio y fósforo eran más bajos durante la reproducción. Mientras que durante la lactancia fueron los niveles de magnesio los que se habían reducido en estas hembras.

Es así que los investigadores pudieron concluir que el organismo femenino recibe un impacto importante en los huesos durante la reproducción y la lactancia, haciendo que el cuerpo cambie para siempre.

Referencias:

Cómo dar a luz puede cambiar permanentemente el cuerpo: https://www.infosalus.com/mujer/noticia-dar-luz-puede-cambiar-permanentemente-cuerpo-20221103074447.html

Elemental composition of primary lamellar bone differs between parous and nulliparous rhesus macaque females: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0276866

Your Bones May Never Be The Same Again After Having Children: https://www.sciencealert.com/your-bones-may-never-be-the-same-again-after-having-children

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *