¿Recuerdan cuando nos decían que debíamos pensar antes de imprimir algo? Pues resulta que esto ha llevado a la sociedad a un mal camino. Es cierto que mantener los correos electrónicos en el mundo virtual ahorra papel, pero almacenar y transmitir los datos detrás de esos correos electrónicos también tiene un costo ambiental importante. Entonces, ¿qué se puede hacer para reducir el impacto de los datos en el cambio climático? De esto te hablaremos aquí.

Debemos tener presente que no solo mantenemos vivos los datos de correo electrónico., pues hay mucha información rondando por allí. Lo vemos en el trabajo, imágenes de cámaras de seguridad digitales e información de infraestructura de TI. Y sí, la lista podría crecer mucho más.

¿Por qué es tan importante reducir el impacto de los datos para evitar el cambio climático?

Piensa en esto: una vez que se lee un correo electrónico, y no se imprime, este suele perderse de vista. Parece no ser algo grave, pero tiene un costo de carbono significativo para consumir estos datos.

Un factor clave para visualizar todo esto es la refrigeración del centro de datos. Y es que, para que los centros de datos funcionen, estos deben mantenerse fríos, entre 68 y 71 grados Fahrenheit. Así que aquí se va una importante cantidad de dinero en mantenimiento de 24 horas y demás.

De acuerdo a un informe reciente del MIT, un centro de datos puede funcionar con la misma cantidad de electricidad que 50,000 hogares. Este enorme consumo de energía incrementa la huella de carbono de la nube.

Pese a ello, todavía la industria de los centros de datos sigue en observación. Los ambientalistas suelen enfocarse más en otras industrias, tales como las aerolíneas, pero todavía hay tiempo de actuar.

Lo que podemos hacer para reducir el impacto de los datos en el medio ambiente

datos de almacenamiento
Vía Unsplash

He aquí algunas acciones que todos podríamos llevar a cabo para reducir el impacto de los datos para la aceleración del cambio climático. Esperemos les resulte de gran ayuda.

Deje de usar el correo electrónico para la comunicación de datos

Sabemos que el correo electrónico fue diseñado para la comunicación de persona a persona. Sin embargo, también puede llegar a ser un mecanismo ineficiente para la comunicación de máquina a máquina. De hecho, en algunas empresas, puede haber regulaciones de gobierno que requieran que se conserve el correo electrónico durante muchos años. Ya basta de esto, deshazte del correo electrónico y utiliza métodos de comunicación modernos, tales como webhooks y REST API.

Considera los datos estructurados (frente a los no estructurados)

Los datos no estructurados son aquellos que carecen de un modelo de datos predefinido. Como la mayoría de las herramientas de datos no pueden analizar datos no estructurados, la industria utiliza lagos de datos para conservar los datos sin procesar. Este es un problema, ya que los datos que se almacenan en su formato nativo no se pueden eliminar. Por lo tanto, permanecen en lagos de datos para siempre. 

Pero los datos estructurados requieren de más trabajo por adelantado para organizarlos y predefinirlos antes de enviarlos al almacenamiento. Dicho enfoque ofrece un beneficio significativo: la tecnología puede extraer el contexto operacionalmente significativo de los datos y deshacerse del resto. Tal proceso elimina el almacenamiento de datos sin sentido.

Elimina los lagos de datos

Los lagos de datos son repositorios centrales para datos estructurados y no estructurados. Muchas empresas ven el tamaño de sus lagos de datos como una insignia de honor, pero lo importante es el valor de los datos. Así que, en lugar de pensar cómo extraer significado de manera efectiva y almacenar menos datos, la industria debe invertir el poder de su gente en almacenar mayores volúmenes de datos.

Deben repensar los contratos de los clientes

Algunas regulaciones de la industria exigen la retención de datos. Sin embargo, muchos proveedores de tecnología alientan a muchos otros clientes a almacenar datos. Esto lo hacen porque cuantos más datos almacene un cliente, mayores serán los ingresos generados.

Pero ya nuestra sociedad no puede darse el lujo de simplemente no imprimir correos electrónicos y olvidarse del resto. Para reducir el impacto de los datos en el cambio climático, se requerirá un cambio regulatorio que necesitará del esfuerzo colectivo de los intereses públicos y privados. Es necesario abandonar el almacenamiento de datos sin sentido y tomar medidas hasta que se cree una existencia digital sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *