Dependiendo de la duración y la intensidad del entrenamiento, la natación puede ayudarte a bajar de peso.

Esta es una actividad cardiovascular de bajo impacto y es beneficiosa tanto para la salud mental como para tonificar el cuerpo. Pero, además, ayuda a quemar calorías y de ese modo perder peso.

En este artículo analizaremos qué estilo de brazada tiene más impacto en la quema de calorías. Además, nos enfocaremos en averiguar cómo hacer para que la natación sea más desafiante para la pérdida de peso.

Por lo general, si reduces 500 calorías por día podrías llegar a perder de 200 a 500 gramos por semana. Pero, esto dependerá de la cantidad de peso que quieras perder. Así también dependerá de tu tipo de cuerpo, tu género y el nivel de actividad que hagas.

Mediante la natación puedes mantenerte físicamente activo y quemar calorías para crear un déficit calórico.

Si pesas alrededor de 72 kilos, necesitarás nadar a un ritmo moderado durante 30 minutos para quemar un promedio de 250 calorías. Pero si aumentas a un ritmo más vigoroso podrías llegar a quemar hasta 440 calorías en 30 minutos.

Vía Pexels.

¿Cómo quemar más calorías al nadar?

La natación puede ayudarte a bajar de peso. Pero, para ello es necesario que sepas qué tipo de brazada te conviene más para quemar la mayor cantidad de calorías. Por ejemplo, la brazada de mariposa es la más intensa ya que requiere una mayor cantidad de músculos y aumenta la frecuencia cardíaca al máximo.

Luego de la brazada de mariposa aparecen el estilo pecho, en segundo lugar. Mientras que en el tercero está el estilo espalda.

Pero, siempre debes tener en cuenta que para obtener los mejores resultados, debes acompañar la natación con una dieta sana y equilibrada.

Además de perder peso, la natación te ayudará a desarrollar músculo. Durante esta actividad desarrollas los cuádriceps y los isquiotibiales. Pero también los músculos secundarios que se encuentran en la espalda, el pecho y los brazos.

Los expertos recomiendan empezar despacio, nadar durante unos 15-20 minutos y luego aumentarlo a 30-45 minutos. Poco a poco podrás aumentar la duración y la intensidad.

Algunos ejercicios que te pueden servir al momento de nadar son: ejercicio de kickboard y el de flotación de piernas. En el ejercicio de kickboard debes concentrarte en trabajar las piernas, realizando patadas básicas con las piernas rectas o patadas más complicadas como la patada de látigo o la patada de delfín.

En cuanto al ejercicio de flotación de piernas, este consiste en concentrarse en la fuerza y resistencia de los brazos. Para ello, tienes que colocar un flotador de piernas entre tus rodillas que ayuden a mantener tu cuerpo a flote mientras realizas diferentes brazadas.

Si no te sientes cómodo nadando, puedes realizar ejercicios aeróbicos acuáticos. Estos son recomendables para ancianos, obesos mórbidos o personas que se estén recuperando de una lesión en la parte inferior del cuerpo.

Referencias:

Is swimming good for weight loss?: https://www.livescience.com/is-swimming-good-for-weight-loss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *