La acromegalia es un trastorno que aparece cuando el cuerpo produce en exceso la hormona de crecimiento o glándula pituitaria. En los adultos, cuando hay demasiada de esta hormona en el cuerpo, los órganos, huesos, cartílagos y tejidos aumentan su tamaño. A continuación, hablaremos sobre los síntomas y los tratamientos que existen para la acromegalia.

En algunos casos, el exceso de la hormona de crecimiento se produce por un tumor benigno.

Al ser una enfermedad rara, su prevalencia es de 3 y 14 de cada 100 000 personas. Por lo general, es diagnosticada en adultos de mediana edad, entre los 30 y 50 años de edad. Pero, los síntomas pueden aparecer a cualquier edad y su diagnóstico puede demorar entre 3 y 5 años.

Cuando aparece en niños, a la enfermedad se la denomina gigantismo y se genera por el aumento de la hormona de crecimiento. Este exceso de la hormona se produce antes del final de la pubertad, cuando las placas de crecimiento de los niños se fusionan o cierran. Por lo tanto, los niños crecen mucho.

Entre sus principales síntomas están: los pies y las manos se vuelven más grandes e hinchados. También se produce un agrandamiento de la piel, los labios, la nariz y la lengua. Otros síntomas incluyen el aumento de la sudoración y el olor de la piel, además de que la voz se vuelve más profunda. En algunas personas aparecen síntomas como: dolores de cabeza, dolores en las articulaciones y problemas de la vista.

Todos estos síntomas pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como así también hipertensión o diabetes.

Vía iStock.

Tratamiento de la acromegalia

Entre las opciones de tratamiento que existen en la actualidad se encuentran: cirugía, medicamentos y radioterapia. Todos ellos son tratamientos que se emplean para controlar el tamaño del tumor y los niveles de hormona pituitaria.

En el caso de la cirugía, esta se usa para extirpar los tumores benignos. Esta operación se realiza a través de la nariz y el seno esfenoidal, una cavidad en el cráneo detrás de las fosas nasales y debajo del cerebro.

En cuanto a los medicamentos, actualmente se emplean tres: somatostatina, dopamina y receptores de la hormona del crecimiento. Todos estos medicamentos se usan para frenar la liberación del a hormona pituitaria y para reducir el tamaño del tumor.

Por otro lado, la radioterapia es usada para atacar al tumor desde varios ángulos y solo se recomienda cuando la cirugía no es posible de realizar. También tiene como finalidad reducir la producción de la hormona y el tamaño del tumor.

Debido a que no hay muchos tratamientos para esta enfermedad, unos científicos españoles están buscando un algoritmo que ayude a tratarla de manera más eficaz. Este algortimo podría servir para aplicar tratamientos específicos según las necesidades de cada paciente.

Referencias:

Acromegalia, una enfermedad rara que suele debutar entre los 30 y 50 años y tarda hasta 5 años en diagnosticarse: https://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-acromegalia-enfermedad-rara-suele-debutar-30-50-anos-tarda-anos-diagnosticarse-20221101081452.html

Acromegaly: https://www.niddk.nih.gov/health-information/endocrine-diseases/acromegaly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *