Hurgarse la nariz es asqueroso, pero todos lo hacemos de vez en cuando para sacar algún moco rebelde. El problema es que este gesto aparentemente inofensivo de hurgar la nariz con los dedos también tiene sus riesgos, siendo uno de los más importantes el desarrollo del Alzheimer.

Un estudio reciente en ratones demostró que las fosas nasales pueden facilitar la entrada de la bacteria Chlamydia pneumoniae. Este germen usualmente ocasiona neumonías, pero también puede desencadenar una demencia de aparición tardía si llega al cerebro. 

Por lo tanto, es indispensable mantener nuestros dedos llenos de gérmenes lejos de el revestimiento interno de la nariz y de los mocos que nos protegen.

Hurgar o arrancarse los pelos de la nariz no es una buena idea

El nervio olfativo en la nariz ofrece un camino corto hacia el cerebro, ya que pasa por alto la barrera hematoencefálica que se crea en los vasos sanguíneos. Así que los virus y las bacterias utilizan este nervio como ruta directa al cerebro.

Investigaciones anteriores ya habían demostrado que hurgarse la nariz daña los tejidos internos que nos protegen de bacterias, despejando las fosas nasales. Sin embargo, los investigadores de la Universidad de Griffith en Australia son los primeros en demostrar que la bacteria Chlamydia puede llegar al cerebro desde el nervio olfativo.

Ellos se dieron cuenta de este hallazgo mientras estudiaban el comportamiento de la bacteria en los ratones. 

Los roedores que se hurgaron la nariz durante el experimento habían desarrollado síntomas similares a los de una persona con Alzheimer. Tras analizar sus fosas nasales, el equipo notó que había un daño considerable en el epitelio nasal (el tejido que rodea las fosas y los pelos de la nariz). Y justo allí había rastros de una infección bacteriana.

Esta infección se extendió rápidamente al cerebro de los ratones. En 24 horas, los infectados habían producido más proteínas beta amiloides en el cerebro que los ratones sanos. 

Así se desarrolló la infección en el cerebro de los ratones del primer día hasta el séptimo / Créditos: Nature & Universidad de Griffin

Los investigadores incluso encontraron placas de esta proteína, muy similares a las que desarrollan las personas con demencia. Por lo tanto, concluyeron que la Chlamydia puede subir directamente por la nariz y causar estragos en el cerebro.

En este sentido, ellos son los primeros en encontrar un vínculo entre el gesto de hurgarse la nariz y una patología degenerativa como el Alzheimer… al menos en los ratones.

Prevenir el Alzheimer cuidando nuestra nariz

El equipo todavía necesita confirmar que la bacteria vía Chlamydia sigue la misma ruta en los humanos. Sin embargo, ellos creen que es lo más probable ya que la bacteria también está presente en los humanos, y se han observado varias infecciones nasales por culpa de meterse el dedo en la nariz. 

Por lo tanto, la recomendación del equipo en este caso es evitar dos prácticas comunes: meterse los dedos en la nariz y arrancarse el vello de las fosas nasales. 

Ambos gestos pueden dañar el tejido protector que evita la entrada de bacterias y virus a través de las fosas nasales. 

La demencia es una enfermedad increíblemente complicada. Es difícil de detectar y todavía no existe un tratamiento que frene la pérdida de memoria o el daño nervioso colateral. Así que intentemos evitar todos los factores de riesgo que pueden desencadenar esta enfermedad antes y después de los 65 años.

Con esto nos referimos a una mala alimentación, la falta de sueño y, por supuesto, a hurgarse la nariz y despejar el camino de la bacteria vinculada al Alzheimer.

Referencias:

Mouse Study Suggests a Surprising Link Between Nose-Picking And Alzheimer’s https://www.sciencealert.com/mouse-study-suggests-a-surprising-link-between-nose-picking-and-alzheimers 

Chlamydia pneumoniae can infect the central nervous system via the olfactory and trigeminal nerves and contributes to Alzheimer’s disease risk https://doi.org/10.1038/s41598-022-06749-9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *