En un artículo publicado en la revista Journal of Archeological Science, los investigadores de la Universidad de Varsovia (Polonia) comparten sus hallazgos. Entre ellos se encuentran los resultados del análisis toxicológicos de un cuerpo de un niño de Nazca que habría formado parte de un ritual de sacrificio, para el cual le habrían dado sustancias alucinógenas previo a su muerte.

Los investigadores explican que el cuerpo del niño tenía la cabeza cortada en el cuello y esta se usó como trofeo. Pero, no pudieron revelar el sexo ni la edad del infante.

Además, con el análisis del cabello de la víctima se supo que le obligaron a consumir un cactus psicoactivo antes de la ejecución, como parte del ritual.

El análisis toxicológico del niño de Nazca reveló que este habría consumido una sustancia alucinógena. Créditos: Dagmara Socha.

Junto a este hallazgo, también está el de 22 restos humanos que también pertenecían a la antigua sociedad de Nazca. Con el análisis de estos, se supo que vivieron durante la era prehispánica (3500 a. C. a 476 d. C.).

Pero, además, se comprobó que muchas de estas personas consumieron algún tipo de planta psicoactiva o estimulante antes de morir.

Todos estos descubrimientos forman parte del Proyecto Nazca, iniciado en 1982, para el cual los investigadores realizaron excavaciones cerca de las costas del sur de Perú.

Sustancia alucinógena en un niño de Nazca

En concreto, el análisis del cuerpo del niño de Nazca mostró que este habría consumido cactus San Pedro (Echinopsis pachanoi), una planta que tendría propiedades alucinógenas. Al parecer, esta habría sido una sustancia muy popular dentro de las civilizaciones indígenas de las Américas para el uso medicinal o durante los rituales.

Además, estas evidencias sirvieron a los investigadores para comprobar que estas culturas no solo usaban las cabezas de las víctimas como trofeo, sino que les daban estimulantes antes del sacrificio.

Créditos: Dagmara Socha.

En total, el equipo examinó 18 momias de adultos y niños. Casi todos ellos habían sido drogados antes de morir, revelaron los análisis toxicológicos. Entre los elementos que hingirieron ese hallaban: hojas de coca, que es fuente de la sustancia psicoactiva cocaína, y cactus San Pedro, que contiene la droga psicodélica llamada mescalina.

El análisis también reveló que algunos consumieron Banisteriopsis caapi, el compuesto principal de la bebida alucinógena de nombre ayahuasca. Esta contiene harmina y harmalina, que actualmente se emplean en los antidepresivos.

Por lo tanto, los investigadores concluyen que estas plantas con sustancias estimulantes eran importantes para la cultura Nazca. Estas se usaban con fines ceremoniales o medicinales, incluso a veces las combinaban.

Lo que los investigadores desconocen es con qué frecuencia las usaban. Pero, de lo que sí están seguros es que su uso no era recreativo como en la actualidad.

Referencias:

Nazca child ingested psychoactive cactus just before ceremonial death in ancient Peru: https://www.livescience.com/psychoactive-plants-peru-trophy-head

Use of psychoactive and stimulant plants on the south coast of Peru from the Early Intermediate to Late Intermediate Period: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0305440322001467

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *