Con la intención de que tortugas marinas bebés lleguen hasta el mar, estos científicos crearon un innovador sistema de monitoreo.

El sistema se llama TurtleSense, que además de ser novedoso, cumple con la función de monitorear la actividad de los nidos de tortugas de forma remota. Esta iniciativa es impulsada por varias organizaciones sin fines de lucro que buscan ayudar a las tortugas marinas bebés.

Para crear su aparato de monitoreo, los científicos debieron estudiar a fondo a las tortugas bebés. Es así que descubrieron que podrían ayudarlas mediante el monitoreo del movimiento y las vibraciones de los nidos. De esa manera los científicos sabrían cuándo aparecerán las tortugas bebés.

Es entonces que nace este sensor con forma de huevo de tortuga marina, mediante el cual los investigadores pueden detectar actividad nueva en el nido. La descripción de cómo funciona este sistema se encuentra en un reciente artículo publicado en la revista PLOS ONE.

Mediante un sensor en forma de huevo, los científicos monitorean la actividad en el nido de tortuga marina. Créditos: Erin Clabough/CC BY-ND.

Probando el sistema de monitoreo de tortugas marinas bebés

El viaje de las tortugas marinas bebés hacia el mar es peligroso y muchas de ellas mueren en el camino. A modo de salvar más tortugas bebés, estos científicos crearon el monitor TurtleSense.

Las primeras pruebas de este sistema se realizaron durante las temporadas de anidación de 2013 a 2018 en la costa nacional de Cape Hatteras en Carolina del Norte.

A modo de monitorear los huevos, los investigadores usaron un dispositivo llamado acelerómetro para medir las vibraciones y los cambios en estas. Este aparato está conectado a un microprocesador en una placa de circuito muy pequeña que está incrustada en una bola de plástico similar a un huevo de tortuga.

Durante las pruebas, el equipo monitoreó de forma remota 74 nidos de tortugas. Con los datos que aportaba TurtleSense los científicos pudieron predecir cuándo un nido de tortugas bebés intentará la travesía hacia el océano.

Asimismo, el sensor detecta cuándo un nido es infértil. Entonces, los científicos se pueden enfocar en otros nidos que sí lo son.

El monitoreo sirvió para detectar actividad de eclosión de los nidos y posteriormente observar el viaje de las tortugas bebés hacia el mar. Luego de la eclosión, las crías emergen del nido en un promedio de 3,7 días después. Entonces, los científicos realizan sus predicciones de cuándo los bebés saldrán del nido. Por ejemplo, las tortugas bebés de nidos profundos suelen salir dos noches después de que se complete la eclosión. Por el contrario, las tortugas bebés de nidos menos profundos pueden salir una noche después de que termine la eclosión.

Ahora, gracias al éxito del proyecto, los investigadores esperan que más personas se unan en la observación y protección de las tortugas marinas bebés.

Referencias:

Many Baby Sea Turtles Never Make It to The Sea. This Genius Idea Could Save Them: https://www.sciencealert.com/many-baby-sea-turtles-never-make-it-to-the-sea-this-genius-idea-could-save-them

The secret life of baby turtles: A novel system to predict hatchling emergence, detect infertile nests, and remotely monitor sea turtle nest events: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0275088

To help protect newly hatched baby sea turtles, we designed a tool for sensing activity inside their nests: https://theconversation.com/to-help-protect-newly-hatched-baby-sea-turtles-we-designed-a-tool-for-sensing-activity-inside-their-nests-193286

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *