Durante el confinamiento, se volvió popular una dieta basada en lo que comían nuestros antepasados durante la Edad de Piedra. Nos referimos a la “dieta paleo” o “dieta paleolítica”, un plan de alimentación que enfatiza el consumo de carne y fruta ya que los humanos primitivos no consumían cereales, legumbres, lácteos, patatas o ciertos vegetales.

El razonamiento de esta dieta es que el cuerpo humano es genéticamente incompatible con la alimentación moderna que surgió a partir de la agricultura. Por lo tanto, para bajar de peso, es necesario volver a las raíces: a un modo de alimentación más similar al de los primeros humanos.

Como ya no hay mamuts sobre la Tierra, usamos pollo o carne de res en su lugar. Esto debido a que las pinturas rupestres siempre representan a un cazador con una presa animal. Pero, ¿y si todo fuera un malentendido?

Puede que nuestros ancestros no hayan pintado nunca un bodegón de frutas y verduras, pero no por eso deberíamos catalogarlos como simples “carnívoros”. El Laboratorio de Dieta y Tecnología Antigua (DANTE) señaló que la dieta paleolítica de los primeros humanos era mucho más equilibrada que nuestra dieta paleo.

Vegetales, cereales y un poco de carne: eso comían los humanos del Paleolítico

Vía Wikimedia

La historia de lo que realmente comían los humanos antiguos comenzó hace 2,5 millones de años aproximadamente. 

El equipo del DANTE cree que nuestros antepasados ​​más antiguos, los Homo habilis, probablemente eran vegetarianos. Esto debido a que un equipo de científicos de un proyecto llamado Hidden Foods desarrolló un método para identificar granos de almidón en la placa dental de los humanos antiguos. Y con esta técnica, lograron determinar que había rastros microscópicos de varios tubérculos y granos con 40.000 y 8.000 años de antigüedad.

“Descubrimos que las sociedades antiguas que se creía que dependían del pescado o la carne también comían cereales silvestres. Por la forma en que se conservaban los almidones en sus dientes y herramientas, podríamos decir que les gustaba hacer una especie de papilla”.

Hidden Foods 

Otro estudio israelí también confirmó que el Homo erectus, o una especie humana estrechamente relacionada, tenía en sus dientes 55 especies de plantas y frutos comestibles, incluidas nueces, semillas de frutas, raíces, tubérculos, hojas y tallos.

Por lo tanto, la dieta paleolítica de los primeros humanos era bastante equilibrada.

Sin embargo, con la invención de las herramientas de piedra y el crecimiento de los grupos sociales, eso cambió. La cacería de mamuts se volvió una práctica común, por lo que se empezó a consumir mucha más carne. Aunque nuestros antepasados nunca abandonaron las frutas, los cereales y los vegetales. 

El uso controlado del fuego fue un gran invento que les permitió cocinar estas verduras y raíces que antes les costaba horas digerir. Fue gracias a esta complejidad dietética, basada en una mezcla de vegetación, granos y carne, que nuestros antepasados pudieron migrar y prosperar en climas muy diversos.

Entonces, ¿por qué la dieta paleo es diferente?

Créditos: Mejorfísico

La idea popular de que las dietas prehistóricas consistían principalmente en proteínas animales no es un invento, solo un malentendido.

A diferencia de los huesos, la materia orgánica se descompone rápidamente. Por lo tanto, en sitios prehistóricos tempranos, todo lo que encuentran los arqueólogos son los huesos de los animales devorados y alguna herramienta de carnicería.

Por otro lado, el resto de helechos y granos nunca aparecen. Esta es una de las razones por las que la dieta paleo restringe la ingesta de cereales, lácteos y ciertas verduras. 

La otra razón, como ya mencionamos, son las pinturas rupestres. No hay ninguna conocida en la que se haga referencia a una fruta, una verdura o un cereal. Aunque existe una teoría que podría explicar esta tendencia. 

Las pinturas de animales eran una especie de ritual con el que se pretendía asegurar una buena caza. El objetivo, según comentan algunos historiadores, era doblegar el alma del animal para atraerlo y cazarlo. Las frutas y las verduras que también formaban parte de su dieta paleolítica no huían ni atacaban a los humanos primitivos. Eran, en teoría, más fáciles de cazar, así que posiblemente nuestros antepasados pensaron que no era necesario pintar estos alimentos.

Pero, en cualquier caso, es un hecho que la dieta paleo no es una verdadera dieta paleolítica. Nuestros antepasados tenían una alimentación mucho más equilibrada. 

Referencias:

Did ancient humans eat a Paleo diet? https://phys.org/news/2022-10-ancient-humans-paleo-diet.html 

The Paleo Diet May Need a Rewrite, Ancient Humans Feasted on a Wide Variety of Plants https://www.smithsonianmag.com/smart-news/paleo-diet-may-need-a-rewrite-ancient-humans-feasted-wide-variety-plants-180961402/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *