Una nueva investigación sostiene que se debería trabajar más para poder cubrir acertadamente todos los años de jubilación.

Los investigadores que llevaron a delante este estudio pertenecen al Centro de Estudios de Población y Desarrollo de Harvard y fueron patrocinados por la Fundación Sloan.

En concreto, estos investigadores buscaban examinar por qué en Estados Unidos está creciendo la tendencia de trabajar por más tiempo para asegurar la jubilación. Los estadounidense se sienten cada vez más presionados no solo por los programas de jubilación sino también por sus propias finanzas personales. La gente busca tener suficiente dinero para cuando lleguen los años de retiro. Y es porque existe el temor de que esos años trabajados no hayan sido suficientes para cubrir todos los años que dure la jubilación.

Debido a que la expectativa de vida creció, el periodo de jubilación puede durar décadas en lugar de años.

Pero, en el estudio, los investigadores encontraron que cada vez son menos personas las que tienen los medios económicos para vivir décadas más allá de sus años de trabajo. Por otro lado, también está la posibilidad de otra parte de los trabajadores no vivan lo suficiente para obtener todos los beneficios del Seguro Social.

Además de ello, los investigadores descubrieron que muchas personas no podrán trabajar ni siquiera hasta los 60 años, y mucho menos hasta finales de los 60.

Vía Pixabay.

Trabajar más para una jubilación digna

Esas no han sido las únicas tendencias actuales en materia de trabajo y jubilación. Durante el estudio, los investigadores también comprobaron que alrededor del 50% de las personas tienen un empleo estable hasta los 50 años. Luego de los 50, las posibilidades de tener un trabajo estable se ven reducidas cada vez más. Los que más se ven afectados con esta tendencia son los trabajadores con menos nivel de educación.

Por otro lado, en el estudio los investigadores encontraron que, aunque la experctativa de vida aumentó, las personas no son más sanas que las que vivieron décadas atrás. Por ejemplo, ahora, las personas con 40 o 50 en realidad tienen peor salud que las personas que nacieron una o dos décadas antes cuando tenían entre 40 y 50 años.

Para revertir esta situación, los investigadores piensan que se debería impulsar buenos trabajos antes de la jubilación. Es decir, trabajos acordes para personas entre 40 y 50 años si la intención es que estas permanezcan en el mercado laboral.

Y, con respecto a la jubilación, pensar en políticas de trabajo y en políticas de jubilación al mismo tiempo. Para los investigadores, las políticas de trabajo y las de jubilación son dos caras de una misma moneda. Por lo tanto, ambas políticas se deben abordar a la vez.

Estas políticas de trabajo deberán mejorar tres características importantes: el control de horarios de trabajo, las demandas laborales y las relaciones sociales (sindicatos). Con estos tres elementos se podrían crear buenos empleos.

Además, se deberán buscar soluciones para la seguridad financiera una vez que los trabajadores dejan la fuerza laboral. En este punto, las políticas de jubilación deberán arreglar el Seguro Social y crear planes de ahorro para el retiro portátiles y universales.

También se debería impulsar un buen Seguro de Incapacidad con el que las personas puedan trabajar una cierta cantidad de tiempo y así continuar contribuyendo. Pero, además, insistir en políticas de licencias para que los trabajadores puedan recuperarse de sus enfermedades y no perder el trabajo.

Referencias:

We’re living longer so that just means we work longer, right?: https://phys.org/news/2022-10-longer.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *