Hay muchos mitos sobre el cáncer y sobre qué lo puede causar. Uno de los más populares surgió en la década de 1990, cuando cientos de personas recibieron un correo electrónico masivo sobre los desodorantes y el cáncer de mama. 

El mensaje decía que los desodorantes eran peligrosos para la salud, pues impedían la transpiración natural del cuerpo. Esto debido a que bloqueaban las glándulas sudoríparas, lo que ocasionaba a su vez que las toxinas se acumularan en los ganglios linfáticos. Es decir, en el cuadrante superior del seno. 

Desde entonces, se piensa que estos cosméticos son cancerígenos al igual que otros productos similares como los antitranspirantes. Pero realmente no existe ningún vínculo demostrable entre los desodorantes y el cáncer de mama.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer acaba de confirmarlo en un informe reciente. 

El desodorante no es peligroso

Créditos: iblog

Los componentes de los desodorantes que más preocupación han causado en la última década son dos: los parabenos y el aluminio. En esencia, por su capacidad de interactuar con el sistema endocrino. 

Estas sustancias se añaden a los cosméticos para evitar el crecimiento de bacterias dañinas y conservar el producto por todo un año. Sin embargo, en grandes cantidades, los parabenos y el aluminio pueden ocasionar cambios hormonales importantes durante la pubertad. O al menos eso es lo que sugieren algunos estudios publicados en los años 90.

Los investigadores decían que las mujeres diagnosticadas con cáncer a una edad más temprana comenzaron a afeitarse las axilas y a usar antitranspirantes con más frecuencia que las mujeres diagnosticadas a una edad mayor. Sin embargo, un estudio publicado en 2002 en el Journal of the National Cancer Institute analizó a más de 1600 mujeres que usaban desodorantes con frecuencia y no encontraron ningún vínculo entre estos cosméticos y el cáncer de mama.

Incluso hay algunos estudios recientes que han desmentido la idea de que los parabenos y el aluminio son carcinogénicos. 

La revisión sistemática de la Sociedad Estadounidense del Cáncer comprobó que los desodorantes no contienen ningún componente letal para el ser humano. Si bien puede sonar como algo arriesgado ponerse clorhidrato de aluminio debajo de los brazos, esta sustancia es completamente segura. 

Se estima que ingerimos de 2 a 13 mg de aluminio cada día a través de la comida. La cantidad de aluminio de los desodorantes es mucho menor, de aproximadamente 0,012%, por lo que no hay ningún riesgo durante su uso. Este químico realmente no es absorbido por el cuerpo en cantidades significativas.

Un mito sobre el cáncer de mama que todavía creemos

Vía Pixabay

En 2021, muchas marcas de desodorantes tuvieron que retirar sus productos del mercado porque los usuarios denunciaron que usaban químicos cancerígenos.

Por su parte, a muchos otros consumidores les sigue preocupando que los antitranspirantes obstruyan temporalmente las glándulas sudoríparas. Sin embargo, esta es la función principal de tales cosméticos.

La palabra “obstrucción” suena preocupante, eso lo sabemos, pero realmente no es algo problemático. El cuerpo tiene cientos de glándulas sudoríparas, por lo que puede seguir expulsando toxinas aunque utilicemos un antitranspirante en las axilas. 

Los conductos de sudor son estructuras tubulares que son independientes al folículo piloso. Por lo tanto, los desodorantes no causan irritaciones en la piel, acné, células muertas, o cáncer de mama. Todos esos son mitos que a menudo las personas inventan en cadenas de emails o en WhatsApp con diferentes motivos.

En definitiva, no hay ninguna justificación epidemiológica para no usar desodorantes o antitranspirantes. 

Referencias:

Is Antiperspirant Bad for You? Dermatologist Debunk the Persisten Fear https://www.inverse.com/mind-body/is-antiperspirant-bad-for-you 

Antiperspirant use and the risk of breast cancer https://doi.org/10.1093/jnci/94.20.1578 

Is there a link between breast cancer and antiperspirant? https://www.theguardian.com/news/2003/jun/19/thisweekssciencequestions.cancer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *