Estamos ante un descubrimiento histórico del que sería el mapa estelar más antiguo del mundo.

En concreto, los investigadores hallaron el mapa debajo del texto en una hoja de pergamino medieval. Se cree que este mapa formaría parte de un catálogo perdido, perteneciente al astrónomo griego Hipparchus del siglo II a. C. A él se lo conoce como el «padre de la astronomía científica», ya que habría sido el primero en intentar trazar el cielo nocturno completo.

El fragmento del mapa estaba escondido debajo de nueve folios del Codex Climaci Rescriptus religioso en el Monasterio de Santa Catalina, en la Península del Sinaí en Egipto.

Los escritos originales fueron raspados del pergamino, y en su lugar habría una colección de textos cristianos palestinos en arameo que cuentan historias del Antiguo y Nuevo Testamento. A este tipo de manuscrito se los conoce como palimpsestos.

Por medio de un análisis multiespectral, los investigadores descubrieron que debajo de esos textos habían números que indican, en grados, la longitud y el ancho de la constelación Corona Borealis. Además, habría coordenadas de las estrellas ubicadas en sus esquinas más alejadas.

Todos estos hallazgos se encuentran publicados en el Journal for the History of Astronomy.

El descubrimiento del mapa se produjo tras analizar lo que había debajo de los textos históricos del pergamino. Créditos:Museo de la Biblia/ Biblioteca Electrónica de Manuscritos Antiguos/ Proyecto Lazarus/ Universidad de Rochester/ procesamiento multiespectral de Keith T. Knox/ calcos de Emanuel Zingg.

Qué más se sabe del mapa estelar más antiguo del mundo

Los investigadores quedaron realmente entusiasmados con el hallazgo, entusiasmo que creció luego de comprobar que estaban ante coordenadas estelares. Estas coordenadas, además, les permitió realizar una estimación sobre la fecha en que se escribieron: aproximadamente 129 a. C.

Para ese entonces, Hiparco ya era un astrónomo veterano. Este habría pasado sus últimos años de vida realizando observaciones astronómicas desde la isla de Rodas. Aunque no hay mucha documentación sobre su vida, sí existen textos históricos sobre sus descubrimientos científicos.

Este astrónomo habría modelado con precisión los movimientos del sol y la luna. Además, habría inventado una escala de brillo para medir las estrellas y desarrollado aún más la trigonometría. Hasta se cree que inventó el astrolabio, un dispositivo portátil que se emplea para calcular las posiciones precisas de los cuerpos celestes.

En cuanto al mapa encontrado, los investigadores necesitaron tomarle 42 fotografías de cada una de las nueve páginas. Todas estas fotografías se tomaron en una amplia gama de longitudes de onda. Luego, debieron escanear las fotos con algoritmos informáticos para poder descifrar el texto oculto debajo.

Con la lectura de las coordenadas, los científicos procedieron a identificarlas. Para ello tuvieron que retroceder las estrellas de la Corona Boreal al año en que se se habrían escrito las coordenadas. Todo ello llevó a los investigadores a concluir que estaban ante el mapa estelar más antiguo del mundo.

Ahora los científicos esperan mejorar sus técnicas de imagen y escanear más códices. Según ellos, otros palimpsestos del Monasterio de Santa Catalina podrían contener más textos ocultos.

Referencias:

World’s oldest star map, lost for millennia, found inside medieval manuscript: https://www.livescience.com/hipparchus-star-map-found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *