Todos los teléfonos actuales tienen un podómetro para medir la cantidad de pasos  que das cada día. Aunque no lo utilices con frecuencia, el contador sigue registrando esas métricas físicas para darte consejos saludables. Como esta, existen muchas otras aplicaciones de salud en los teléfonos inteligentes que podrían utilizarse para predecir una muerte súbita.

Hoy en día, es muy difícil determinar la esperanza de vida de una persona. Hay demasiadas enfermedades y complicaciones que pueden causar una parada cardíaca inesperada, conocida también como muerte súbita. Sin embargo, puede que en un futuro todos seamos conscientes de nuestro estado de salud actual.

Los investigadores de la Universidad de Illinois están llevando a cabo un estudio masivo para determinar si los teléfonos podrían usarse para predecir la mortalidad a gran escala. En estudios anteriores, ya se habían empleado las métricas de salud de los móviles para determinar ciertas afecciones, por lo que quizás se puedan explotar estos datos aún más.

El auge del monitoreo pasivo de los teléfonos

Monitoreo pasivo de la actividad física de lso participantes / Créditos: PLOS Digital Health

En el nuevo estudio, los investigadores analizaron a 100.000 participantes de Reino Unido. A cada uno se le colocó un sensor de movimiento en sus muñeca, similar a un Apple Watch, para medir sus movimientos durante una semana. Básicamente, cuánto caminaban, cómo eran sus pulsaciones, su respiración y otros datos biométricos como la oxigenación en sangre.  

Al final del estudio, los investigadores lograron establecer el riesgo de mortalidad de todos los participantes utilizando solo los 6 minutos que caminaban cada día como base. Ellos emplearon modelos predictores para promediar la velocidad a la que caminaban y las posibles consecuencias. 

Estos datos recopilados pasivamente resultaron ser muy similares a los que arrojaba el monitoreo pasivo de los teléfonos inteligentes. En concreto, un riesgo estimado de 0,72 independientemente de la edad y el sexo. Así que el equipo concluyó que los teléfonos inteligentes podían predecir, entre muchas cosas, una muerte súbita con la misma precisión que un examen clínico. 

¿Ahora podemos predecir la muerte?

Vía Pixabay

Los médicos, especialmente los cardiólogos, utilizan pruebas de resistencia para determinar si los pacientes tienen una enfermedad severa en el corazón. Datos como el ritmo de caminata, o la cantidad de pasos diarios antes de sufrir un agotamiento, ya se usan para predecir el riesgo de mortalidad clínica. Así que existe la posibilidad de realizar análisis similares con el monitoreo pasivo. 

Por lo tanto, los teléfonos sí podrían ayudarnos a predecir una muerte súbita, así como la esperanza de vida promedio de una familia. 

Sin embargo, se espera que tales cálculos estén disponibles en un futuro, con ayuda de las nuevas tecnologías móviles.

Los investigadores aún están estudiando el potencial de los sensores de movimiento implantados en nuestros celulares. Ya saben que las medidas pasivas que registran pueden lograr una precisión similar a las medidas clínicas de la velocidad de la marcha y el ritmo de la marcha. Pero desconocen si los teléfonos inteligentes servirán para predecir, por ejemplo, la esperanza de vida de toda una nación o el riesgo de una muerte súbita a gran escala.

Referencias:

Can smartphones predict mortality risk? https://medicalxpress.com/news/2022-10-smartphones-mortality.html 

Population analysis of mortality risk: Predictive models from passive monitors using motion sensors for 100,000 UK https://dx.doi.org/10.1371/journal.pdig.0000045

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *