A todos nos encanta ir a un café o a un bar que tenga WiFi gratuito, pero muchas veces no somos conscientes de lo expuestos que estamos dentro de este tipo de redes. Cuando te conectas a una red WiFi de uso público deberías proteger primero tus datos, de lo contrario, los hacker usarán esa conexión para ver todos los archivos, contraseñas y cuentas bancarias que tengas.

Estas redes siempre están abiertas para que cualquiera las use, y los datos que se transfieren no son tan seguros como en una red corporativa. Por lo tanto, no deberíamos entrar a ninguna red gratuita sin comprobar antes lo siguiente.

¿El WiFi público no fue creado por un criminal?

Vía Pixabay

Cualquier hacker puede comprar un dispositivo inalámbrico y colocarlo en un aeropuerto o en una cafetería para obtener tus datos personales. Por estos espacios públicos circulan cientos de personas, por lo que es muy difícil detectar ciberatacantes. Incluso algunos colocan el nombre del lugar para que los usuarios vinculen esa red WiFi con un sitio seguro. 

Es por eso que antes de conectarte a una red pública debes comprobar primero si el lugar tiene algún anuncio o código QR que indique cuál es su red WiFi. Lo mejor en estos casos, si es la primera vez, es preguntarle a los empleados. Ellos saben perfectamente cuál es la red más segura.

Los sitios web que visitas y los datos que solicitan

Vía Pixabay

Una vez que ubiques el WiFI público del lugar, proteger tus datos personales es más sencillo ya que solo debes evitar suministrar claves o nombres de usuario.

Muchas redes públicas piden algún número de teléfono o correo electrónico para acceder a internet. Esto no necesariamente significa que la red sea poco segura, es solo un protocolo extra que algunos espacios públicos solicitan. 

En estos casos, intenta nunca dar nuestros datos personales. Puedes crear una dirección de correo electrónico secundaria o colocar una contraseña diferente a la que sueles utilizar en el banco o en redes sociales. De esta forma, el ciberataque solo podrá acceder a esa cuenta. 

Aunque debes tener presente que esto también aplica para los sitios que visitas con esa red. De nada sirve ingresar al WiFi público con otro correo si luego abres tu Gmail personal, pues así no puedes proteger tus datos.

Usualmente, los sitios web que no están asegurados con HTTPS son los más vulnerables a los ciberataques. Sin embargo, solo porque el sitio web tiene HTTPS, eso no significa que sea seguro. Lo más recomendable es dividir tus cuentas en dos grupos: las personales y las secundarias. Las cuentas personales, con nuestras claves y cuentas bancarias, deberías obviarlas cuando te conectes a una red pública y solo enfocarte en las cuentas secundarias. 

Comprueba que tu dispositivo olvidó los datos del WiFi público

Vía Pixabay

Una vez que entras a un WiFi público, tu teléfono u ordenador protege esos datos de conexión para que puedas acceder automáticamente la próxima vez. Ese sistema es muy cómodo pero tiene un problema: estamos asumiendo que esa red pública siempre será segura.

Puede que un ciberatacante replique el ID de la conexión para acceder a tus datos. También puede que la red se caiga o sufra un hackeo. Los problemas de privacidad son algo constante en las redes públicas por lo que deberías configurar tu dispositivo para que olvide esa red después de desconectarse. 

Este tipo de configuración puedes hacerla desde el Panel de Control de la computadora, o la zona de configuración de los teléfonos móviles.

Usa una VPN para proteger tus datos personales 

Vía Unsplash

Si necesitas con urgencia un WiFi público para ver tus cuentas personales, por ejemplo, puedes utilizar una VPN para proteger esos datos. 

Las VPN proporcionan dos servicios clave para mantener tu información privada y segura en cualquier red:

  • Primero, encriptan tus datos. Cualquier operador tendrá que trabajar duro para acceder a la información que envías o recibes.
  • Y segundo, disfraza la dirección IP de tu dispositivo. La ubicación y el IP son datos esenciales para los ciberatacantes, por lo que sin ellos es muy difícil solicitar los permisos necesarios para copiar tus datos.

Existen muchos tipos de VPN, como ExpressVPN o NordVPN, así que ya puedes acceder a una conexión WiFi pública de forma segura. 

Referencias: 

Connecting to public Wi-Fi: Here’s how to protect your data and your device https://www.zdnet.com/article/connecting-to-public-wi-fi-heres-how-to-protect-your-data-and-your-device/#ftag=RSSbaffb68 

5 Tips for Staying Safe on Public Wi-Fi Networks https://www.globalsign.com/en/blog/staying-safe-using-public-wifi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *