Las misiones Apolo de la NASA consiguieron colocar paneles reflectantes en nuestro satélite. Con estos es posible comprobar que está ocurriendo un alejamiento de la luna. En concreto, la luna se estaría alejando 3,8 cm de la Tierra cada año.

Actualmente, investigadores de la Universidad de Utrecht y la Universidad de Ginebra están trabajando conjuntamente. El objetivo es obtener información acerca de cuándo nuestro satélite comenzó a alejarse.

Para ello, buscaron evidencias del retroceso de la luna pero en las capas de roca de la Tierra. Los hallazgos que alcanzaron los investigadores se encuentran en la revista PNAS.

Créditos: Frits Hilgen.

¿Cómo las capas de la Tierra podrían dar pistas del alejamiento de la luna?

Para encontrar pistas, los investigadores empezaron a estudiar las capas sedimentarias de la Tierra en los acantilados de Joffre Falls, en el Parque Nacional Karijini en el oeste de Australia.

Los sendimentos que se encuentran allí son formaciones de hierro en bandas, con capas distintivas de minerales ricos en hierro y sílice. Estas capas alguna vez formaron parte del fondo del océano pero ahora pertenecen a la corteza terrestre.

En específico, las capas del acantilado Joffre Falls muestran la variación de colores, de marrón rojizo a tonos más oscuros.

Por un lado, los intervalos de tonos oscuros muestran que están compuestos por un tipo de roca más blanda y susceptible a la erosión. Entre estos intervalos se dibuja un patrón de capas alternas de blanco, rojizo y gris azulado.

Según el geólogo australiano AF Trendall, estos patrones estarían vinculados con variaciones climáticas pasadas inducidas por los llamados «ciclos de Milankovitch».

Es decir, los ciclos de Milankovitch describen cómo pequeños cambios periódicos en la forma de la órbita de la Tierra y la orientación de su eje influyen en la distribución de la luz solar recibida por la Tierra a lo largo de los años.

Créditos: Frits Hilgen.

Los ciclos de Milankovitch y la distancia de la luna

Por medio de los ciclos de Milankovitch, los científicos esperan responder desde hace cuánto tiempo que la luna se está alejando.

Conforme a sus suposiciones, la distancia entre la Tierra y la Luna está relacionada con la frecuencia del ciclo de precesión climática. Este ciclo surge del cambio de orientación del eje de giro de la Tierra a lo largo del tiempo. Actualmente, dicho ciclo tiene una duración de ~21,000 años. Pero, cuando la luna estaba más cerca de la Tierra, el ciclo habría sido más corto.

Por lo tanto, los científicos esperan encontrar ciclos de Milankovitch en sedimentos antiguos y también señales del cambio de orientación del eje de la Tierra. Mediante estos datos los investigadores podrían estimar a qué distancia se encontraba la luna de la Tierra cuando se formaron los sedimentos.

Al calcular la distancia entre la Tierra y la Luna hace 2460 millones de años, descubrieron que la luna estaba alrededor de 60 000 kilómetros más cerca de la Tierra en ese momento. Por lo tanto, el día duraba en ese entonces solo 17 horas.

Ahora los investigadores buscarán más datos que los ayude a rastrear la evolución de luna a través del tiempo y también sobre la historia del sistema solar.

Referencias:

Milankovitch cycles in banded iron formations constrain the Earth–Moon system 2.46 billion years ago: https://www.pnas.org/doi/full/10.1073/pnas.2117146119

Our moon has been slowly drifting away from Earth over the past 2.5 billion years: https://theconversation.com/our-moon-has-been-slowly-drifting-away-from-earth-over-the-past-2-5-billion-years-189937

The moon has been trying to escape earth for aeons, new research suggests: https://www.inverse.com/science/moon-moving-away-from-earth

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *