A lo largo de nuestra vida hemos probado con varios navegadores web. Y algo en lo que podemos estar de acuerdo es en esto: mientras más simples, mucho más útiles son. No hay nada más terrible cuando lo navegadores empiezan a añadir funciones que no vienen al caso. Esto ha hecho que algunos navegadores se transformen en billeteras criptográficas o servicios de calendario en línea.

Creemos que, cuando un navegador web pierde el enfoque de actuar como un navegador normal, comienzan los problemas. ¿Por qué? Porque se llena de funciones y eso lo hace menos utilizable. ¿Todavía no te convence nada de lo que decimos? Bien, a lo largo de este artículo te diremos lo negativo del exceso de funciones en los navegadores.

Los navegadores web con muchas funciones hacen que lo divertido se desvanezca

Nosotros valoramos el talento y la capacidad de los desarrolladores para lanzar siempre nuevas características web, pero como todo en la vida, el exceso puede llegar a dañar las cosas.  Cuando se agregan demasiadas funciones a una herramienta, se corre el riesgo de que quede inutilizable.

Consideremos este escenario: a veces abrimos cerca de 20 pestañas cuando estamos trabajando y cada una de ellas consumen recursos del sistema. Imagina ahora cómo sería el desempeño de esta acción si el navegador web tuviera funciones adicionales, tales como calendario, administrador de tareas, lista de tareas pendientes y administrador de proyectos. No funcionaría nada bien, ya que el navegador estaría absorbiendo más recursos de mi sistema.

Es cierto que las funciones adicionales en los navegadores web pueden llegar a ser divertidas al inicio, pero con el tiempo los recursos de tu sistema podrían agotarse. Al punto de que tu escritorio deje de responder. Y sí, allí es cuando comienzan las cosas a dejar de ser divertidas.

navegar en la web
Vía Unsplash

Abrumar a los usuarios no los hará productivos

Aunque no lo creas, muchas funciones pueden llegar a abrumar a los usuarios. Imagina que inocentemente has abierto una versión actualizada de tu navegador web, y solo para descubrir que se han agregado miles de características nuevas. Gracias a todo esto pierdes con rapidez el flujo de tu trabajo. Llegando a abrumarte con facilidad, y dejarte desorientado.

Creemos que la innovación es muy valiosa, pero que los desarrolladores de navegadores web deben centrar sus esfuerzos en lo siguiente:

  • IU y UX
  • Seguridad
  • Eficiencia
  • Fiabilidad
  • Precisión de representación de página
  • Velocidad
  • Gestión de pestañas

Si una función no pertenece a una de las categorías anteriores, debería considerarse como algo opcional y darles la oportunidad a los usuarios de desactivarla. Un navegador web se utiliza para ver páginas web de forma segura y eficiente. Darle características eficientes lo volverá un producto ganador. ¿Piensas lo mismo sobre el exceso de funciones en los navegadores web?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *